CONFUSIÓN ENTRE APRISTAS EN PERÚ

CONFUSIÓN ENTRE APRISTAS EN PERÚ

Dirigentes y simpatizantes del Partido Aprista Peruano (PAP) no están muy convencidos de la anunciada renuncia a cargos partidarios hecha por el ex presidente Alan García, acusado de haber recibido soborno de empresas italianas para la construcción, durante su gobierno, de un tren eléctrico en Lima. A su vez, el Comité Ejecutivo Nacional del PAP, que gobernó en el período 1985-90, considera que García debe someterse a la investigación.

28 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

En efecto, el ex mandatario anunció el fin de semana pasado que, en definitiva, me alejo de todo cargo o encargo honorífico o activo. De toda actividad partidaria .

Su ex ministro Abel Salinas se preguntó si ese alejamiento supone también su renuncia como militante, lo que, al no haber sido precisado, lleva a otros simpatizantes a ver en todo esto una estrategia para que García siga luego en el control de esa agrupación socialdemócrata.

Llama la atención la preocupación del ex presidente de decir al final de su carta que, precisamente, ella no oculta ninguna estrategia , señaló un aprista que prefirió no identificarse.

José Barba Caballero, expulsado del aprismo hace dos años por discrepar con el gobierno de García, dijo que este debe ser expulsado para que el partido recupere, con cambios dramáticos, su espacio en la escena política y haga una revisión de su idelogía (socialdemócrata) y conceptos programáticos .

La investigación que realiza una comisión del Congreso sobre los supuestos pagos ilegales que habrían recibido personalidades peruanas para facilitar la construcción del tren eléctrico limeño se apresta a definir el esquema para plantear el levantamiento del secreto bancario de las cuentas donde se habría depositado dinero a favor de García.

El empresario italiano Sergio Siragusa, representante del consorcio italiano Tralima en la obra del metro limeño, habría entregado según revelaciones de prensa locales poco más de un millón de dólares al ex mandatario entre 1987 y 1990, y en tres bancos extranjeros, cuyos números de cuentas le entregó el propio García.

Siragusa se encuentra también bajo investigación del fiscal de Roma, Vittorio Paraggio, ante quien compareció hace dos semanas, y fue citado a testificar en Lima hace una semana ante la comisión investigadora del Congreso peruano.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.