Se despierta la Reserva Federal

Se despierta la Reserva Federal

El mundo entero tiene sus ojos puestos en la economía de Estados Unidos. Esta semana resulta de particular interés para los mercados financieros de todo el planeta, afectados por el espectro de la recesión económica de la locomotora del mundo moderno. Después del inesperado giro de la Reserva Federal de la semana pasada, que se tradujo en la reducción no programada de 75 puntos básicos de la tasa de interés de corto plazo, el mercado espera hoy una nueva reducción de 25 a 50 puntos básicos en su primera sesión ordinaria del 2008.

30 de enero 2008 , 12:00 a.m.

La reunión de la Reserva Federal coincide con la publicación de los resultados de la economía norteamericana del último trimestre del 2007. El consenso entre los economistas permite prever que el crecimiento anualizado bajaría de 4,9 por ciento a 1,2 por ciento, lo cual confirmaría la necesidad de una reducción adicional de la tasa de interés que pueda contribuir a conjurar las amenazas de una recesión, inminente para algunos, realidad para otros.

Históricamente, cuando la economía de E.U. se desacelera, el mercado de vivienda es uno de los primeros indicadores en reflejar este cambio de tendencia. El pasado lunes, la Oficina Federal del Censo de E.U. confirmó, en efecto, la existencia de una nueva tendencia, pues el mercado de viviendas nuevas se contrajo en 277.000 unidades durante el 2007, equivalente a una reducción del 26,4 por ciento respecto del 2006, la caída más dramática en cuatro décadas. El Departamento de Comercio estadounidense corrobora este descalabro, habida cuenta que el precio promedio de la vivienda familiar cayó a 219.200 dólares, equivalente a una pérdida del 10,4 por ciento en el 2007, el peor desplome del mercado de vivienda de los últimos 37 años.

Los datos de la industria manufacturera, que se conocerán el próximo viernes, tampoco pintan bien. Las proyecciones indican que este sector también pierde aire, pues la encuesta del Institute of Supply Management confirma que el índice manufacturero se podría reducir de 47,7 por ciento en diciembre a 47 por ciento en enero de este año.

Los datos publicados ayer por la Junta de Consumidores confirman una reducción del índice de confianza del consumidor de 90,6 por ciento en diciembre a 87,9 por ciento en enero del 2008. Este descenso del optimismo refleja el aumento de los costos de energía, el colapso del mercado de vivienda, el incremento del desempleo al 5 por ciento en diciembre pasado y las restricciones crediticias aplicadas por el sistema financiero -en defensa de sus balances contables-, que han obligado a la Reserva Federal a inyectarle al sistema 24.000 millones de dólares en reservas temporales.

La sesión de esta semana de la Reserva Federal se realiza en circunstancias críticas, con nueva información y refinadas proyecciones que le permiten actuar como un verdadero prestamista de última instancia, dispuesto a lo que sea para evitar que la recesión económica se convierta en realidad o en recurrente pesadilla.

'' Cuando la economía de E.U. se desacelera, el mercado de vivienda es uno de los primeros indicadores en reflejar este cambio de tendencia”

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.