BRÚJULA

BRÚJULA

30 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Todo por la fama.

El episodio tiene a más de uno rascándose la cabeza. Todo por cuenta de la metida de pata de Jérome Kerviel, un funcionario del banco francés Société Générale, quien le habría causado a la entidad pérdidas cercanas a los 7.100 millones de dólares. La cifra, que constituye un récord absoluto en un sector en el que a veces se esfuman grandes fortunas, fue el resultado de meses de especulación en el mercado de futuros de bolsas y de monedas en Europa. Según los investigadores, Kerviel llegó a invertir en posiciones valoradas en 73.000 millones de dólares, dos veces el valor estimado del banco. El problema fue que, cuando los mercados cayeron, también lo hizo el valor de las inversiones, con las consecuencias a la vista.

Pero lo más curioso del episodio es que el funcionario francés no tuvo ningún ánimo de robar dinero. Si bien, para justificar diversas operaciones, falsificó una que otra autorización, el motivo fue lograr ser reconocido por sus superiores y, eventualmente, lograr un bono salarial

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.