Ahorros que permiten un retiro laboral tranquilo Ahora los jóvenes buscan a los fondos

Ahorros que permiten un retiro laboral tranquilo Ahora los jóvenes buscan a los fondos

Con la entrada en vigencia de la Ley 100 de 1993, el panorama pensional colombiano cambió totalmente. Antes de esta reforma, era de prestación definida, donde intervenían múltiples administradoras con diversas reglas de cotización.

30 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Esta situación hizo colapsar el sistema, ya que se presentó un desequilibrio total entre beneficios y aportes, por cuanto la pensión era equivalente al 45 por ciento del salario promedio del último año con 500 semanas de cotización.

Beneficios Con la entrada en vigencia del presente modelo, el impacto fiscal ha sido importante. Según un informe que presentó la Superintendente Delegada para Pensiones, Cesantías y Fiduciarias, Ligia Helena Borrero Restrepo, sobre el sistema pensional colombiano después de la Ley 100, se estima que el valor presente de los pagos que debe hacer el Gobierno en un periodo de 50 años (2005-2055) se redujo en cerca de 43 puntos del Producto Interno Bruto (PIB), gracias a las reformas aprobadas desde el 2002.

Indica también, que la Ley 797 del 2002 logró reducir el pasivo pensional en cerca de 23 puntos del PIB y el Acto Legislativo de Pensiones permitió disminuir el pasivo pensional en cerca de 20 puntos del Producto Interno Bruto.

El resultado de estas modificaciones originó que en la actualidad el Sistema General de Pensiones esté constituido por dos modelos, uno que es el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (Rais), administrado por los Fondos de Pensiones y el otro, el Régimen de Prima Media con Prestación Definida que está a cargo del ISS.

El régimen de Ahorro Individual ofrece tres tipos de pensiones a sus afiliados: el retiro programado, la renta vitalicia inmediata y el retiro programado con renta vitalicia diferida, mientras que el régimen de Prima Media, reconoce la renta vitalicia únicamente.

Monto Teniendo claro este panorama, la pregunta que se hacen los colombianos que cotizan en un fondo de pensiones es ¿cuánta plata se necesita tener ahorrada para poder pensionase?.

De acuerdo con el Gerente Comercial de Pensiones y Cesantías Protección, Diego Parra Ochoa, el dinero que se requiere para financiar una pensión de vejez anticipada en un Fondo es el resultado del capital acumulado por el afiliado en su cuenta individual y sus rendimientos, más el Bono Pensional (si se tiene derecho a él).

Agrega que la Pensión anticipada en el régimen de ahorro individual se calcula de la siguiente manera: primero se actualiza el salario mínimo de 1993 con el Índice de Precios al Consumidor (IPC), a la fecha en la que se solicita la pensión. Así, para el año 2007 se tendría que el salario mínimo de 1993 actualizado a la fecha de pensión es igual a 81.510 pesos por los IPC desde 1993 hasta el 2006, lo cual daría como resultado 411.642 pesos.

Obtenido este resultado, se multiplica el salario mínimo actualizado por el 110 por ciento, esto es, los 411.642 pesos por el 110 por ciento, que daría un total de 452.807 pesos, que sería el valor mínimo de la pensión que un afiliado podría recibir si se jubilara de manera anticipada en el año 2007, explica Parra Ochoa.

Agrega, que en un tercer paso, se calcula el capital necesario para cumplir el requisito de pensión, que no es un valor fijo o un porcentaje determinado, sino que varía de acuerdo con muchos factores adicionales al dinero que el afiliado tenga en su cuenta como: tablas de mortalidad de rentistas, experiencia ISS 1980-1989, interés técnico, edad actuarial y cuadro de beneficiarios.

Ahora los jóvenes buscan a los fondos.

La idea de obtener una pensión de vejez anticipada ha llevado a muchos colombianos a afiliarse a los fondos. Poco a poco la cultura de ahorrar para el futuro y la vejez llega a los trabajadores más jóvenes de Colombia. La conciencia de que hay que pensar en el mañana ha hecho que en los últimos tiempos más gente busque ahorrar algo más para su pensión.

No estar obligados a cotizar un mínimo de semanas, ni a cumplir una edad determinada son algunos de los motivos que han impulsado a muchos a depositar su confianza en los Fondos de Pensiones del país.

En 16 años de existencia, el valor ahorrado en los fondos por la gente llega al 17,13 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), cifra que supera todas las expectativas, si se compara con el monto atesorado a diciembre del 2002, cuando era de 6,6 por ciento del PIB.

Ese es uno de los mejores indicadores de la credibilidad, especialmente entre los jóvenes, que ahora son más conscientes de que de su esfuerzo durante la vida laboral, dependerá la pensión que reciban el día de mañana y que mientras más pronto y más regularmente ahorren, mejores serán los resultados.

Los Fondos ven con agrado como cada vez más personas jóvenes, recién graduadas y emprendedoras, aunque apenas están constituyendo sus propios negocios, se encuentran interesados en afiliar a sus empleados y en ahorrar parte de sus ingresos, explica Diego Parra Ochoa, gerente comercial del Fondo de Pensiones y Cesantías Protección.

En este punto es donde los Fondos de Pensiones y Cesantías cobran más importancia, en la medida en que el ahorro y las inversiones en tales entidades con fines previsionales, son una respuesta y una posibilidad para alcanzar la seguridad económica que requiere cualquier persona al llegar a la vejez.

Pensionados Aunque la existencia de los Fondos es muy corta en el mercado nacional, 25.711 colombianos se han pensionado hasta el momento con estas instituciones, cuyo objeto exclusivo es la administración y manejo de los planes pensionales del Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad.

Discriminando esta cifra, se observa que de este total de pensionados, 5.773 fueron jubilados por concepto de invalidez ya que perdieron el 50 por ciento de su capacidad laboral, 15.184 personas han sido pensionadas por sobrevivencia, esto es, los familiares que al fallecimiento del afiliado, tienen derecho a este reconocimiento económico y 4.754 por vejez, que son los trabajadores que han cumplido la edad para jubilarse o lo hicieron de forma anticipada porque cumplieron con el capital necesario para optar por una pensión.

Según la norma, una pensión de vejez anticipada se logra si el capital acumulado en la cuenta de ahorro individual, conformada por los aportes y sus rendimientos obtenidos, así como por el valor del Bono Pensional (si a él tuviera derecho), permite financiar una mesada pensional superior al 110 por ciento del salario mínimo mensual legal vigente.

Pero en el caso de los afiliados que a los 62 años de edad, si son hombres, y 57 si son mujeres, no han alcanzando a generar la pensión mínima, y hubiesen cotizado por lo menos 1.150 semanas tendrán derecho a que el Fondo de Garantía de Pensión Mínima del Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad les complete la parte que haga falta para obtener dicha pensión, sostiene Asofondos.

Importancia Los expertos en el tema de pensiones sostienen que es importante estar afiliado a una pensión obligatoria porque representa construir un capital para el futuro, ya que estos ahorros le permiten a quien los hace tener una pensión en su edad adulta o antes, si realiza aportes extraordinarios.

También es importante tener en cuenta, que son múltiples los riesgos derivados de la vejez, invalidez y muerte y la única manera que tiene cualquier persona de ampararse ante estas situaciones, es haciendo un ahorro previsional y vitalicio que la cubra económicamente más adelante.

Vale la pena estar afiliado.

Asofondos precisa que los aportes que realizan los afiliados a los fondos ganan la rentabilidad mínima obligatoria que determina y exige la Superintendencia Bancaria a las AFP. Cuando la rentabilidad es superior, el excedente igualmente se abona a los afiliados.

Además, explica que las personas que deseen un monto de pensión más alto lo pueden obtener, porque el régimen de ahorro individual lo permite, ya que pueden realizar aportes voluntarios a los fondos de pensiones para alcanzar este objetivo o reducir la edad de jubilación.

No hay valor límite para la pensión.

La Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantías ( Asofondos), advierte que en las AFP no hay un valor límite en la pensión, los afiliados pueden recibir una pensión superior a la máxima establecida por el Régimen de Prima Media, siempre y cuando el saldo en la cuenta de ahorro individual alcance para financiarla. Mientras que con el Seguro Social, el valor total de la pensión no podrá ser superior al 80 por ciento del ingreso base de liquidación.

Anota también, que el tiempo cotizado se reconoce en un título valor denominado Bono Pensional, el cual se otorga si el afiliado ha cotizado más de 150 semanas al Régimen de Prima Media, cajas o fondos del sector público o privado que reconociera pensiones con anterioridad a la Ley 100/93. Este título se abonará a su cuenta de ahorro individual, en el momento de su redención, generando una rentabilidad y se hará efectivo al momento de pensionarse. Insiste, que el bono pensional sólo podrá redimirse anticipadamente en el caso de presentarse un siniestro o al fallecimiento del titular

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.