LA MEMORIA DE MAO

LA MEMORIA DE MAO

La gran nación china acaba de congregarse para exaltar la memoria de Mao Tse-tung, el creador de la República Popular China el 1o. de octubre de 1949, con motivo de los cien años de su nacimiento. Pero se ha tratado de una conmemoración de tipo acentuadamente revisionista, como que no obstante el reconocimiento de sus condiciones de patriota no se ha tenido vacilación alguna en condenar sus llamados errores de los últimos años de su imperio, entre ellos la extrema revolución cultural que durante diez años impuso, a partir de 1966, para agudizar su propia teoría del Estado. Luego de la reverencia un tanto mítica con que los chinos rodearon a Mao, lo real es que sus creaciones perdieron todos los signos de lo perdurable, incluso con alguna anticipación al derrumbamiento total del comunismo soviético. Por eso no ha sido extraño que en el curso mismo de la conmemoración centenaria se le hayan prodigado mayores elogios por el nuevo hombre fuerte de China, Deng Xiaoping, revisor radical

28 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Acaso dentro de muy corto tiempo el recuerdo y la obra de Mao Tse-tung no sean más que una sombra bastante desvanecida.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.