ALCALDE AMENAZADO SE NIEGA A RENUNCIAR

ALCALDE AMENAZADO SE NIEGA A RENUNCIAR

A las heridas abiertas que deja en los habitantes de Codazzi la desaparición de cincuenta mil hectáreas de algodón (su mayor fuente de empleo) y las consecuentes secuelas de inseguridad, el Eln le agregó otro ingrediente a la incertidumbre. Ese ingrediente, traducido en amenaza pública contra el alcalde Raúl Tomás Lafaurie Perdomo, el secretario de Gobierno Fabel Zuleta Verdecia, el personero Alvaro Durán Blanchar, la tesorera Vilma Soto Avila, el contralor Edelmiro Mejía Redondo y los trece concejales, fue difundido el 8 de diciembre por la noche a través de panfletos por miembros del frente José Manuel Martínez Quiroz. Les dieron un plazo de cuarenta días, que vence el 17 de enero, para que renuncien a sus cargos por presunta corrupción.

27 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Los concejales amenazados son Artemio Lacouture Noches, Aída Leonor Alvarez, Alvaro Enrique Rodríguez, Alfredo Enrique Chinchia, Hernando César Castro, Ricardo León Giraldo, Jaime Granados, Laura Inés Sedan, Alvaro Vicente Fuentes, Hernando Correa, Carlos Antonio Paredes, César González Herrera y Luz María Tapia. Todos dicen que la justicia tiene la palabra.

La cuenta regresiva transcurre, mientras que la mayoría de los 48.000 codacenses apoyan la convocatoria de un plebiscito propuesto por Lafaurie, una vez se conozcan los resultados de los organismos investigativos Fiscalía General de la Nación, la Veeduría del Tesoro, la Procuraduría y la Contraloría sobre su administración.

Si es encontrado responsable, está dispuesto a ir a la cárcel; pero si es absuelto, pide que sea el pueblo el que decida si se queda o se va.

La amenaza trastornó la vida de muchos codacenses, que tratan de detener la marcha de sus relojes. La administración municipal le ha dado impulso al desarrollo de Codazzi pese a la crisis económica del algodón , dijo el agricultor Basilio Sedan Sierra. Por su parte, el representante a la Cámara Emiro Pérez señaló que antes de acusar a Lafaurie se deben esperar los resultados de las investigaciones.

A Lafaurie Perdomo le siguen investigaciones en la Procuraduría y la Fiscalía por presunta celebración indebida de contratos. En estos casos se mantiene en reserva el nombre de los denunciantes y, públicamente, nadie aparece a precisar las denuncias.

También se le acusa de descontarles a los empleados municipales el 10 por ciento del sueldo para el sostenimiento de su movimiento político. El mandatario local responde que esto fue iniciativa de un grupo de empleados con el fin de crear un fondo para atender calamidades domésticas de los miembros de Acción y Democracia, pero el aporte, que es voluntario, no lo descuenta la alcaldía, porque es ilegal, sino que lo recaudan los mismos funcionarios .

El Eln se mueve entre las serranías del Perijá y Los Motilones, en los alrededores de Codazzi. Ante la amenaza, la rutina de Lafaurie ha cambiado: una vez conocido el comunicado del Eln, le fue imposible conciliar el sueño durante cuatro días y se redobló su escolta personal. Para el viaje diario de Valledupar, donde reside, hasta Codazzi, sale de su residencia dos horas más tarde de lo acostumbrado antes lo hacía a las 6 de la mañana y regresa al caer la tarde. Suspendió sus acostumbradas visitas a las obras y las tertulias nocturnas en la plaza.

Para entrar a su oficina se necesita cita previa y someterse a requisa. Su estado físico flaquea (no duerme bien, come poco, se siente enfermo). No voy a renunciar porque tengo la conciencia tranquila , dice Lafaurie mientras que le pide a su secretaria un antiácido para calmar los principios de gastritis.

En defensa de su tarea, señala que ha sido gestor de la optimización del acueducto, la pavimentación de calles, la construcción de urgencias del hospital regional y la terminal de transporte.

Para él, todo es producto de habladurías de los enemigos políticos del Movimiento Acción y Democracia, al que pertenecen él y los anteriores alcaldes Efraín Quintero Mendoza y Edinson Rodríguez Chinchía. Como somos de extracción popular, quizá eso ha molestado a personalidades y antiguos congresistas que no han dejado una obra significativa en Codazzi , expresó pero sin concretar nombres.

Lafaurie Perdomo, junto con el alcalde de Curumaní, Rodrigo Ríos Uribe, son considerados por el gobierno del Cesar los mandatarios más diligentes. No se quedan esperando; salen a buscar recursos para sus comunidades. De allí que sea inaceptable la actitud de la subversión , dijo el secretario de Gobierno departamental, Alvaro Castro Castro.

Para algunos ciudadanos, el alcalde se convirtió en alguien incómodo porque incluso ha establecido el cobro de impuestos a personas que antes eran exoneradas.

Judith Restrepo de Lafaurie comenta que su familia está descontrolada. En ocho años de matrimonio, jamás habíamos pasado por una cosa así. Sin embargo, aspiramos a superar este escollo . Ella es partidaria de que su esposo se retire de la política. Es el mismo temor que rodea las casas de los dirigentes del pueblo, todos amenazados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.