GATT CREARÁ PROBLEMAS A LOS PAÍSES POBRES: DUNKEL

GATT CREARÁ PROBLEMAS A LOS PAÍSES POBRES: DUNKEL

El acuerdo comercial que puso término a la Ronda Uruguay creará muchos problemas a los países en desarrollo, según el ex director del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) Arthur Dunkel, que despúes de siete años al frente de las negociaciones fue sustituido este verano por el irlandés Peter Sutherland. En declaraciones al semanario suizo Tages-Anzeiger, Dunkel dijo que para los países más pobres, esencialmente en Africa y el Caribe, la participación en el sistema comercial mundial no representa actualmente una vía de crecimiento . Primero, reformas

27 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

En su opinión, para que estos países puedan llegar a beneficiarse de la liberalización del comercio mundial, primero tienen que reformar sus estructuras internas .

Para ello, deberán contar con una gran ayuda técnica y financiera de los países industrializados, pues es probable que la supresión de las subvenciones encarezca los precios de los alimentos importados por los países más pobres.

Eso puede provocar un verdadero impacto, pero estoy convencido de que el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y otras organizaciones de ayuda al desarrollo van a intervenir con objeto de aminorar las consecuencias a corto plazo , sostiene Dunkel.

En contrapartida, el ex director general del GATT subraya que ese mismo acuerdo, si bien creará problemas iniciales a los países en desarrollo, también les ofrece ciertas ventajas de cara al futuro.

Gracias a la subida de los precios agrícolas, los países en desarrollo podrán apoyar más y mejor a sus agricultores , dijo Dunkel, que lamentó que las grandes potencias comerciales legitimaran con la Ronda Uruguay algunas de sus restricciones a los productos de los países más pobres.

En el grupo de los afectados se encuentran, con los países africanos y caribeños más pobres, los exportadores latinoamericanos de banano, cuyos embajadores no se sumaron a las celebraciones con las que se clausuró, después de siete años de negociaciones, la Ronda Uruguay.

Camino de espinas A pesar de la ofensiva protagonizada por Colombia, Guatemala, Costa Rica, Venezuela y Nicaragua, la Unión Europea se resistió a abrir sus mercados al banano y lo único que sus representantes ofrecieron a los latinoamericanos fue pasar de una cuota de dos millones de toneladas a 2,2 millones en 1995.

Los acuerdos de la Ronda Uruguay favorecen más a las grandes potencias , afirmaron a Efe embajadores latinoamericanos, que si en líneas generales se mostraron satisfechos con el acuerdo, no dudaron en señalar que no va a ser precisamente de rosas el camino que muchos de sus países deberán recorrer hasta llegar a obtener los resultados esperados.

En mayor o menor grado, esos embajdores esperan, sin embargo, que en general y a medio plazo, la reducción de aranceles y eliminación paulatina de subsidios haga incrementar los precios .

Al menos teóricamente, eso permitirá la reactivación de sectores que, como la agricultura, minería y materias primas, están en baja pero que son de extrema importancia en los países en desarrollo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.