CARDENAL COLOMBIANO ABRE AÑO DE LA FAMILIA

CARDENAL COLOMBIANO ABRE AÑO DE LA FAMILIA

El cardenal colombiano Alfonso López Trujillo, inauguró ayer el Año Internacional de la familia en la Iglesia Católica, con una solemne misa en la basílica de la Anunciación en Nazareth, la pequeña ciudad de Galilea donde, según el Evangelio, Jesús vivió con María y José. Lopez Trujillo, presidente del Pontificio Consejo para la Familia y delegado del papa en Nazareth para la ocasión, anunció que el 9 de octubre se realizará en Roma un Encuentro de las Familias del Mundo con el papa, sobre el tema La familia, corazón de la civilización del amor .

27 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Con ello, dijo el cardenal colombiano, el papa Juan Pablo II quiere destacar el valor que la Iglesia Católica atribuye a la familia como célula de la sociedad, y apoyar la obra de las Naciones Unidas, que proclamó a 1994 como año internacional de la familia.

Acompañaron al delegado del Papa el patriarca latino de Jerusalén, Michel Sabbah (nativo de Nazareth), el delegado apostólico para Jerusalén y Palestina, monseñor Andrea Cordero Lanza di Montezemolo, el franciscano Giuseppe Nazzaro, custodio de Tierra Santa, y numerosas autoridades y fieles. La Familia es la base El redescubrimiento de la familia es de decisiva importancia en medio de las crisis que hoy enfrenta la humanidad (...) El futuro depende en gran parte de la familia , dijo el pontífice al inaugurar ayer el Año Internacional de la Familia en el Estado del Vaticano, ante miles de personas reunidas en la Plaza de San Pedro.

La familia, esa comunidad basada en el matrimonio indisoluble de un hombre y una mujer que en el amor funden juntos sus existencias y se abren al don de la vida , enfatizó Juan Pablo II durante el rezo del Angelus. El núcleo familiar como ambiente vital en el que cada niño que viene al mundo es acogido desde su concepción con cariño y gratitud y encuentra en ese nucleo todo lo que es necesario para crecer serenamente , añadió el Papa. El mensaje papal contra el divorcio y la contracepción siguió tradicionales principios católicos, aunque el vocero del Vaticano, Joaquín Navarro, había dicho el mes pasado que Juan Pablo II escribiría una importante declaración sobre el aborto y los valores familiares.

El Obispo de Roma manifestó, por su parte, que espera que este año sea de gracia, que lleve a la consolidación de la familia como valor fundamental, que sea un año de bendiciones para todas las familias, de serenidad para quienes viven en situaciones de crisis y que se pueda decir como es bonito y agradable que los hermanos vivan juntos .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.