ORDÓÑEZ, EL HOMBRE DEL HUMOR

ORDÓÑEZ, EL HOMBRE DEL HUMOR

Fue vendedor ambulante de gelatinas por las calles de Bogotá. También le jaló a las ventas de papel higiénico puerta a puerta e, incluso, vendió tamales en casetas y tiendas de Piedecuesta (Santander). Hoy, su profesión es el humor. Al recordar esos momentos, José Ordoñez Jr. o junior, como le gusta que lo llamen, suelta tremendas carcajadas, iguales a las que el pasado 28 de diciembre se escucharon en el país, cuando entró a los Guiness Record como el primer humorista en contar chistes, sin descanso, durante 24 horas.

30 de enero 1994 , 12:00 a.m.

Al día siguiente del programa radial, periodistas, cámaras de televisión y de fotografía invadieron la cabina de la emisora Radio Activa para conocer al hombre del humor. Junior, otra vez, había logrado una meta, como también lo hizo cuando entró a concursar al programa Sábados Felices .

En 1988 vi a Jeringa. Mi papá siempre me lo ponía de ejemplo y me decía: Ese es su puesto, pero como el que pega primero pega dos veces... . Entonces, me presenté a Sábados Felices para imitar a José Fernández Gómez. Esa vez tenía preparada una intervención larga, pero tuve que cortarla porque los pelos del bigote postizo se metían por la nariz y no aguantaba las ganas de estornudar .

En cuatro ocasiones, Ordóñez ocupó el segundo lugar en el programa. Sin embargo, fue invitado a participar en la final con los 15 mejores cuentachistes. Así, después de varias eliminatorias, ganó y obtuvo el premio: un Renault Máster último modelo. No obstante, prefirió el dinero al carro.

La ganancia la compartió con su padre, porque en ese entonces él escribía los libretos. Para no volver agua de bollos la plata , la que nunca habían tenido, pagaron la cuota inicial de un taxi, pero la concesionaria resultó pirata. Perdieron el dinero y los sueños de que Ordóñez entrara a estudiar en la Academia de Actuación de Ronald Ayazo.

Un chiflamicas Para él, los 25 años de vida no han sido fáciles. Con sus primeros trabajos en radio no obtuvo dinero, pero sí preparación. Currinche y Carcajadas Melodías, los nombres de sus programas en emisoras santandereanas, donde inició su carrera, son para Ordóñez sinónimos de hambre y deseo de triunfar, pues sabía que sería humorista a cualquier precio .

Y así fue. Consiguió su objetivo después de insistir, casi rogar, que lo dejaran contar sus chistes en algún lugar, no importaba cuánto le pagaran, y luego de haber tenido que aceptar durante un año la ayuda de su suegra.

En esa época, cuando no tenía ni un peso en el bolsillo, nació su hija. La trabajora social del hospital no le cobró porque, le dijo, usted hizo mucho por Santander en 1988 .

La alimentación de la familia e, incluso, los gastos médicos del accidente que sufrió cuando buscaba leche para su hija y donde perdió algunos dientes fueron asumidos por su suegra.

Esa racha de mala suerte terminó cuando entró a formar parte del elenco humorístico Los Chiflamicas , un programa que tuvo bastante éxito en Santander. Pero él quería más. Por ello, viajó a Bogotá a probar suerte. Después de tocar varias puertas llegó a Caracol radio como libretista de la novela de La Locomotora , donde actualmente cuenta chistes y lee noticias.

Poco a poco empezaron a conocer su trabajo. Lo llamaron para que fuera el libretista y actor del programa No Me Lo Cambie , donde se ha dado a conocer con su personaje Hermenegildo .

Tal vez este éxito lo deba al concepto que tiene del humor: para mi es como el amor. Es el principio y el fin de la felicidad...Es mi vida, yo vivo para el humor para que el humor me dé para vivir .

Su admiración por los humoristas Lucho Navarro y Cantinflas tiene mucho que ver con sus logros. Del primero le gustaba cómo actuaba los chistes y del segundo, su capacidad para decir un mensaje y hacer reir sin decir una sóla vulgaridad.

Hoy, sus propósitos son ir a Uruguay para realizar un maratón humorístico de 36 horas y tener su propio programa de televisión donde él dirija, sea el libretista y actúe. Seguramente al conseguir sus objetivos recuerde, como lo hace de vez en cuando, que lo alcanzado le costó llanto, sufrimiento, hambre... y dientes.

Mientras tanto, sigue anotando en su archivo los chistes que escucha en reuniones, a los amigos o que encuentra en cualquier libro. Guarda 12 mil cuentos, muchos de los cuales nunca provocaron una sonrisa. Pero solo él, dándoles su toque especial, los ha convertido en una carcajada.

Para reir un poco Es muy difícil para José Ordóñez escoger cuáles son los mejores cuentos entre los 12 mil que guarda. Sin embargo, hizo el intento.

* - Papá, los limones saltan? - No - Huuy! me comí un sapo.

* La esposa le dice a su marido borracho: Desgraciado! Por qué nunca me compras nada? Mira estos zapatos...tienen un año.

El borracho: Happy birthay to you! * En un restaurante.

- Señor, está carne sabe a perro.

Y el mesero le responde: Firulais!!!...Le dije que no se arrimara a la cocina.

* En el mismo restaurante.

- Esta carne está llena de nervios! Mesero: Claro. No ve que es la primera vez que se la van a comer? * En una conversación entre la señora de la casa y la empleada del servicio.

- El arroz sabe a feo! - Lo que pasó fue que se me quemó y le eché la pomada de las quemaduras que usted tiene.

* - Papá Las habas tienen patas? - No - Huuy! me comí una cucaracha.

* Dos niños caníbales están almorzando. Uno le dice al otro: rica la sopa de mamá no? Y el otro comenta: Deliciosa! Pero la extraño tanto .

* Llega un borracho y golpea.

Toc toc.

No le abren.

Golpea nuevamente. Tampoco le abren.

Entonces decide irse para la esquina y marca un número telefónico.

- Aló, por favor Juan.

- No, no está.

- Y cómo quiere que esté si no le abren.

* - Mami, puedo ir al cementerio a jugar con mi abuelito.

- Bueno mijito, pero no deje los huesos regados como la otra vez.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.