EN LAS FRONTERAS

EN LAS FRONTERAS

Inicialmente en una zona fronteriza con Venezuela, y luego en la región limítrofe con el Ecuador, se han registrado incursiones de grupos guerrilleros colombianos, con muy sensible saldo de víctimas, con algunos secuestros y otras diversas depredaciones. La legítima preocupación por tales hechos no sólo es de cargo de los gobiernos venezolano y ecuatoriano sino del nuestro, porque es obvio que a nadie pueden ser indiferentes esas formas de operación trágica. Y ciertamente debe llamarse la atención a las autoridades colombianas para que apliquen la máxima atención a los sucesos de las zonas fronterizas. Podría pensarse en que los elementos alzados en armas, cada día más identificados con la delincuencia común, pretenden ensayar la nueva estrategia de crear problemas en las fronteras para buscarle complicaciones exteriores al gobierno y, obviamente, al pueblo colombiano.

27 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Se trata, como se comprende, de circunstancias ante las cuales nadie puede permanecer indiferente, porque no sólo está de por medio la seguridad del país sino su prestigio internacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.