DOS CUCHARADAS DE SONRISAS PARA LA SALUD

DOS CUCHARADAS DE SONRISAS PARA LA SALUD

Puede que la risa no sea la mejor medicina, pero sus efectos positivos sobre su mente y cuerpo no son ningún chiste. En muchos hospitales y centros de tratamiento contra el cáncer en los Estados Unidos y en otras partes del mundo, se está tomando el humor muy en serio. Ya existen salas, canales de televisión y hasta bibliotecas dedicadas al humor.

22 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

El propósito es utilizar o valerse del humor no como un medio de curación, sino como un complemento de los procesos naturales de recuperación de las personas.

Aunque científicamente aún no se ha llegado a descubrir la relación precisa entre el estado mental y su efecto sobre el cuerpo, los especialistas continúan investigando hasta encontrar mayores respuestas a ese territorio desconocido.

De todas maneras, lo que si queda muy en claro es la relación que existe entre el humor, los sentimientos y actitudes y la salud. Se trata de un aspecto de la recuperación que no puede examinarse bajo un microscopio ni medirse en la sangre, pero que tiene sus efectos y muy grandes en algunos casos.

Los investigadores médicos están examinando las conexiones entre las emociones y el cuerpo.

En los últimos diez años, el área de investigación que analiza cómo sus emociones pueden afectar a la química de su cuerpo, especialmente el sistema inmunológico, ha sido llamada siconeuroinmunología, básicamente es el estudio de cómo el estado sicológico y sistema nervioso afectan a su sistema inmune.

Un especial y detallado análisis han merecido los cambios físicos y fisiológicos que ocurren con las experiencias humorísticas y una buena carcajada.

Los estudios muestran que la risa puede tener un efecto positivo en el bienestar físico así como en la habilidad para enfrentarse al dolor.

Un artículo de publicado en la revista de la Asociación Médica Norteamericana presentó una balance sobre los efectos del humor, la risa y las carcajadas sobre el cuerpo.

La risa, dice, afecta el ciclo normal de respiración. Esto incrementa la cantidad de oxígeno que hay en su sangre. Si tiene una condición respiratoria crónica, la risa puede ayudarle a eliminar las flemas de los pulmones.

Las carcajadas frecuentes proveen limitado condicionamiento muscular. Además, la relajación que sigue a la risa ayuda a romper el ciclo de espasmo dolor común en algunas enfermedades musculares.

También actúa sobre el sistema cardiovascular. Una buena carcajada causa un aumento temporal en el ritmo de la respiración y en la presión de la sangre, lo que incrementa la circulación y ayuda a llevar oxígeno y nutrientes a los tejidos de todo el cuerpo.

Investigaciones reportadas en otras partes muestran que la risa puede aumentar temporalmente la concentración de inmunoglobulina A en la saliva, que ayuda a su sistema inmunológico contra resfriados y problemas en los senos.

En su famoso libro de 1979, Anatomía de una enfermedad, Norman Cousins, escribió sobre su enfrentamiento con una enfermedad en la columna y grandes articulaciones dolorosamente inflamadas.

Cousins descubrió, felizmente, que diez minutos de genuinas carcajadas tenían un efecto anestésico que me daría cuando menos dos horas de sueño sin dolor .

Desde entonces, varios estudios han demostrado que exponer a la gente a experiencias humorísticas, como cintas graciosas o cómics, aumenta significativamente su habilidad para soportar el dolor.

Los investigadores tratan de determinar si el humor y la risa aumentan ciertos químicos cerebrales (endorfinas) que son los analgésicos naturales del cuerpo; buscan también los efectos de la risa sobre ciertos químicos, como la adrenalina y la dopamina, que aumentan la alerta en períodos de tensión.

Pero también estudiarán, sin duda, durante años, los cambios químicos que evoca el humor en el cuerpo humano. Y serán muy pocos quienes digan que la risa no levanta el espíritu y provee una manera excelente de conectarse con otras personas.

El pianista y comediante Víctor Borge dice: la distancia más corta entre dos personas es una sonrisa .

He aquí algunas maneras de hacer que la risa sea una gran parte de su vida: - Conozca su estilo de humor. Como los gustos en alimentos y ropas, los gustos en humor varían, entonces es bueno saber la clase de película, caricaturista o escritor que le gusta. - Busque el humor. Si tiene un cómico favorito, hay muchas probabilidades de que su tienda de video o biblioteca pública tenga una cinta con sus rutinas. Ciertos amigos o sus nietos le hacen reír? encuentre razones para estar con ellos. - Haga que la risa dure. Escriba todo lo divertido que le ocurre. Puede disfrutar una libreta hecha con las numerosas observaciones humorísticas de sus nietos o eventos familiares divertidos una y otra vez. - Rodéese de humor. Ponga caricaturas en el boletín de avisos de su oficina o en el refrigerador de su casa como rompehielos para visitantes y amigos. - Ríase de sí mismo. Tome sus problemas a la ligera, diviértase con algunos de ellos, así se sentirá mejor y sus amigos, al verlo, se relajarán.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.