Nuevo golpe para Gordon Brown

Nuevo golpe para Gordon Brown

La renuncia ayer del ministro británico de Trabajo y Pensiones, Peter Hain, es el último episodio de una cadena de sucesos que no dejan en paz al primer ministro Gordon Brown que, con menos de siete meses en el poder, ve cómo día a día cae más en los sondeos: insatisfacción del 60 por ciento, según un sondeo de The Daily Telegraph.

25 de enero 2008 , 12:00 a.m.

A las disculpas que tuvo que ofrecer por la desaparición de discos duros que contenían los datos personales de varios millones de ingleses –incluido él– se sumó este nuevo hecho que forma parte del escándalo de financiación ilegal que golpea a su partido, el laborista, incluso desde la época de su predecesor, el carismático Tony Blair.

“No me queda más alternativa que renunciar para limpiar mi nombre”, declaró Hain, involucrado en el escándalo sobre la financiación de su campaña para convertirse en el número dos del Partido Laborista, en el 2007.

Hain, de 57 años, y quien había ocupado las carteras de Europa e Irlanda del Norte durante el mandato de Blair, pidió “disculpas por los errores” que cometió al no haber declarado donaciones por 103.000 libras (202.000 dólares), destinadas a financiar su infructuosa campaña (2007).

“Cometí un error inocente. Lamento mucho esos errores”, agregó Hain, quien anunció su renuncia pocos minutos después de que la Comisión Electoral informó que había solicitado a Scotland Yard la apertura de una investigación sobre el asunto.

En un principio, el ministro alegó que las irregularidades se debieron a una “mala administración” de sus cuentas, y que las acusaciones de que trató de ocultar los orígenes de estos fondos era “absurda”. Hain aseguró que no informó de los donativos en su momento a causa de problemas administrativos.

Sin embargo, la polémica se agudizó al conocerse que su campaña recibió dinero de un centro de estudios fantasma denominado Progressive Policies Forum, que, según la prensa, no emplea a nadie y no ha dado signos de actividad.

La Ley de Partidos Políticos, Elecciones y Referendos del 2000 establece que las formaciones deben declarar las donaciones en un plazo máximo de 60 días.

El pasado 28 de noviembre Gordon Brown tuvo que reconocer que su campaña a primer ministro recibió donaciones políticas no declaradas por 600 mil libras (un millón 300 mil dólares)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.