E.U. y Venezuela se enfrentan en OEA

E.U. y Venezuela se enfrentan en OEA

En acalorados términos, Estados Unidos y Venezuela se enfrentaron ayer en la OEA por dos temas muy cercanos a Colombia: el narcotráfico y las Farc. La disputa, en la que también terciaron varios países de la región –entre ellos Colombia– se presentó durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente en Washington que había sido convocada por el embajador venezolano, Jorge Valero, para protestar por declaraciones recientes del zar antidrogas de E.U, John Walters, en las que acusó a Chávez de estar facilitando el tráfico de drogas.

24 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Valero, con un lenguaje ya característico de los círculos chavistas, dijo que lo de Walters era parte de un “plan del imperio” para erosionar la credibilidad de su país y que E.U. carecía de autoridad moral para cuestionar a los demás, pues era el principal consumidor de drogas en el mundo.

Armado con estadísticas, Valero hizo un recuento de los logros de la lucha antinarcóticos en su país en los últimos años y recordó que fue E.U. quien boicoteó la compra de aeronaves españolas y brasileras que ellos pensaban utilizar para combatir el narcotráfico.

Pero luego tomó la palabra el embajador estadounidense, Robert Manzanares, y fue Troya. El diplomático de la Casa Blanca dijo que antes que cooperación, lo que se recibía de Venezuela era “resistencia” a combatir las drogas y que el resultado era un fracaso rotundo de “supuestos esfuerzos” antinarcóticos.

“En el 2004 pasaban por Venezuela 28 toneladas métricas de coca. Ahora en el 2007 fueron más de 120. Les echan la culpa a otros mientras ignoran el problema”, dijo.

Reclamo airado Luego puso el dedo en la llaga y preguntó: “¿Cómo puede un gobierno que dice estar tan comprometido en la lucha contra las drogas, apoyar y legitimar a grupos de narcotraficantes y terroristas como las Farc?”.

Pero no paró allí y enfiló su artillería contra Nicaragua, que en una sesión pasada había respaldado a Venezuela en su pedido de beligerancia para las Farc y acusado a E.U. de practicar “terrorismo de Estado” por las intervenciones militares en Irak y Afganistán.

Dijo que había “pasado la raya” de lo tolerable en las relaciones diplomáticas y catalogó de muy desafortunado que por criticar a E.U.

terminara “tomando partido por organizaciones terroristas como Al Qaeda, el Eln y las Farc”.

El embajador nicaragüense, un ex integrante del grupo guerrillero FMLN y cercano al presidente Daniel Ortega, volvió a defender los planteamientos de Chávez frente a las Farc y sostuvo que E.U. no quería la paz sino la guerra en Colombia.

Poco después intervino el embajador colombiano, Camilo Ospina, que le pidió de manera directa a Nicaragua no entrometerse en los asuntos internos del país.

Argentina terció por Chávez Al debate entraron otros, como Argentina, que catalogó de “inapropiadas y sin fundamentos” las declaraciones de Walters contra Chávez, pero sin mencionar las del presidente venezolano, cuando llamó a Álvaro Uribe “mafioso”, “narcotraficante” y “paramilitar”.

Brasil, Honduras, Paraguay y hasta el mismo Bolivia optaron por la vía moderada, pidiendo el uso de calificativos que contribuyan a solucionar problemas.

- OEA, ESCENARIO DE OTRA DISCUSIÓN La OEA ha sido escenario de otros duros enfrentamientos entre Estados Unidos y Venezuela. El 4 de junio del 2007, la petición de la jefa de la diplomacia de Estados Unidos, Condoleezza Rice, para que la OEA enviara una comisión para investigar la no renovación de la licencia de transmisión de Radio Caracas Televisión (RCTV), terminó en un enfrentamiento verbal con el canciller venezolano Nicolás Maduro.

“Estar en desacuerdo con el gobierno no debe ser un delito en ninguna democracia”, sostuvo la secretaria de Estado antes de mencionar el caso de RCTV, cuya concesión no fue renovada por las autoridades venezolanas.

Las palabras de Rice fueron respondidas por el canciller venezolano, Nicolás Maduro, quien denunció el “intervencionismo inaceptable” de Estados Unidos en los asuntos internos de su país.

“Venezuela pide respeto, exige respeto a su soberanía”, apuntó el Canciller.

Rice se retiró del recinto luego de la agria discusión con Maduro, quien criticó el manejo que Estados Unidos les da a los inmigrantes en la frontera

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.