PARA TENERLES MIEDO

PARA TENERLES MIEDO

Sobre el modus operandi de los intermediarios y negociantes de futbolistas se podría escribir un manual, para que lo lean precisamente aquellos que ponen el dinero. Y también para enseñarles cómo es posible acrecentar los precios, algo mucho más frecuente de lo que es posible suponer. La tarea es redituable, pero también puede aportar serios tropiezos, tal como sucedió el año pasado en Italia con los dirigentes del Verona, el ex presidente Ferdinando Chiampan a la cabeza, y los empresarios Antonio Caliendo y Settimio Aloisio, que acabaron por varios meses en la cárcel, luego de estafas en el traslado de futbolistas argentinos.

26 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Los casos de los jugadores suramericanos transferidos a Europa son justamente los más sintomáticos en materia de precios alterados, sin hablar de estafas propiamente dichas. Qué pasa?.

Como en cualquier otra actividad comercial, hay muchas formas de inflar los costos de compra. Una de las más comunes es el así llamado triángulo , que de amoroso nada tiene.

Funciona de la siguiente manera. En Suramérica, existen procuradores o simples ciudadanos privados que controlan directamente los clubes, que a su vez se valen de sus subvenciones. En estos clubes, apoyan a un jugador que interesa a los dirigentes europeos (mejor si son italianos), después de haberlo adquirido personalmente. Así, cuando llegan los europeos, el precio se va a las nubes. Composición del triángulo: la sociedad que cede al jugador a la sociedad ficticia, que a su vez lo vende a la europea. Además existe el sistema de las agencias, que adquieren el derecho de imagen. Generalmente, tienen sede en Leichtenstein o en otros países no fácilmente controlables. Son agencias anónimas, compran a un jugador y lo envían luego al equipo interesado.

Además, se establecen extrañas parentelas entre dirigentes y agentes. En Suramérica consideran que italianos y alemanes son ricos y a menudo tontos. Los esperan en consecuencia.

Existen cuatro fases de mercado. La primera es la del mercado interno. Si un jugador brasileño o argentino vale, por ejemplo, mil dólares, y es cedido a un club del mismo país, su costo no aumenta. Si interesa a los portugueses y a los griegos, el precio asciende a dos mil. Si lo quieren españoles y franceses, cuesta tres mil y si lo demandan italianos y alemanes, cuatro mil.

Un ejemplo? El colombiano Adolfo Tren Valencia fue comprado por cuatro millones de dólares por el Bayern Munich. Ningún otro país, excepto Italia, habría pagado una suma semejante.

Una maniobra triangular similar a la del caso Valencia fue orquestada recientemente por otro as colombiano, Freddy Rincón, cuyo costo aumentó artificialmente mediante el Boca Juniors, que se prestó sin quererlo al juego.

La Perla Negra colombiana acabó quedándose en el América de Cali, pero mientras tanto todo el mundo conoce su valor.

Los colombianos y argentinos son especialistas en duplicar, triplicar y hasta cuadruplicar el costo de sus jugadores. Ya ocurrió a principios del año pasado, después del preolímpico de Asunción, con Faustino Asprilla e Iván René Valenciano, que terminaron en Italia, en el Parma y en el Atalanta respectivamente, después de una lucha entre clubes e intermediarios.

En Argentina se está investigando ahora cómo Diego Latorre fue cedido a la Fiorentina con los buenos oficios de Settimio Aloisio. En Turín, un juez quiso saber por qué Marcelo Saralegui, un joven seleccionado uruguayo, costó cuatro millones de dólares, casi el triple de la cesión al Torino del famoso Pato Aguilera.

Ninguna irregularidad. La diferencia era un saldo de la operación Aguilera efectuada por Paco Casal, el procurador de todos los uruguayos.

Los procuradores suramericanos son realmente buenos. Es famoso el caso de uno de los más nombrados, Juan Figer, que logró colocar en la Roma al desconocido brasileño Andrada, a un precio diez veces mayor.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.