GUERRA BIOLÓGICA PARA LIMPIAR LA BAHÍA DE CARTAGENA

GUERRA BIOLÓGICA PARA LIMPIAR LA BAHÍA DE CARTAGENA

Como si se tratara de un episodio de las Tortugas Ninja , las Empresas Públicas de Cartagena, en cabeza del doctor Jorge Mendoza Diago, esperan combatir a través de una guerra biológica con bacterias mutantes la contaminación que ha invadido las playas de la Ciudad Heroica y que amenaza con desplazar a un segundo plano este centro turístico de Colombia y el mundo. Cartagena ha entrado en una etapa de experimentación biológica, tal como sucede en otros países donde se ha utilizado con éxito la inyección de bacterias que son inocuas al ser humano. Estas pruebas se hacen con el propósito de tratar las aguas negras que circulan por tuberías o aguas contaminadas que se depositan en las zonas de playa. Para saber si el experimento es aplicable a nuestra ciudad desde el punto de vista técnico y económico, necesitamos por lo menos unos tres meses , así lo afirmó Jorge Mendoza Diago, gerente de las Empresas Públicas de Cartagena.

24 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

La Ciénaga de la Virgen y la Bahía de Cartagena son los mayores núcleos de contaminación residual de la ciudad, a donde van a parar los grandes colectores que botan unos 285 litros de aguas negras por segundo.

Inicialmente se están haciendo experimentos con distintos tipos de bacterias en los diversos sectores de la red de alcantarillado. El primer punto de trabajo se estableció en la zona de El Laguito, donde se implementó un tipo de bacterias suspendidas en líquido; sin embargo, en este punto existen alrededor de cinco lavanderías que botan detergentes, blanqueadores y desinfectantes químicos que mataron las bacterias y por lo tanto los resultados fueron negativos.

En el sector de Manga se experimentó hace más de un mes con unas bacterias traídas de Estados Unidos, y aunque las bacterias son iguales aquí y en Cafarnaún, con los avances tecnológicos de los países desarrollados se han creado bacterias específicas para cada tipo de contaminación; por ejemplo, existen las encargadas de biodegradar grasas, las que limpian los residuos de hidrocarburos y las especialistas en excretas o residuos orgánicos. En Manga, los resultados dentro de las redes fueron exitosos.

Lo que se trata es de ayudar a la naturaleza a limpiar los centros acumulativos de aguas residuales que se concentran principalmente en la Ciénaga de la Virgen y la Bahía de Cartagena.

Las bacterias actúan como cuando uno se enferma de una bronquitis o una bronconeumonía: atacan en forma de un antibiótico y mantiene dosis paulatinas para seguir trabajando según evolucione el problema. Sin embargo; el sistema experimental de Cartagena es complejo, debido a que la ciudad no sabe utilizar su sistema de alcantarillado. Se mezclan los hidrocarburos con los desechos hospitalarios patógenos, los residuos industriales y las aguas negras orgánicas, por lo cual se deben utilizar diversos tipos de bacterias y la limpieza resulta muy costosa , aseguró Jimmy Cáliz, subgerente técnico de las Empresas Públicas de Cartagena.

En Manga, por ejemplo, hay una fábrica de químicos que está aumentando considerablemente los parámetros de nitritos y nitratos y, siendo una zona residencial, se mezclan estos líquidos con los residuos orgánicos; entonces el sistema resulta más complejo.

La empresa que está experimentando en Manga le vende bacterias a Japón, China, Australia, Rusia, toda Europa y Estados Unidos. Específicamente, en Nueva York se utilizan 20.000 libras semanales de bacterias para un solo sector de la ciudad. En Colombia esta proporción resultaría muy costosa, por el tamaño astronómico de las alcantarillas y por la recolección indiscriminada de todo tipo de desechos.

Según Jorge Mendoza Diago, aún no tenemos elementos de juicio para saber si el sistema puede ser utilizado en Cartagena como un tratamiento válido. Estamos haciendo algunos experimentos y una vez complementemos esa etapa decidiremos si es aplicable o no en la ciudad.

Entre tanto, las Empresas Públicas han diseñado un plan maestro de alcantarillado sanitario para la ciudad, se han llevado a cabo unos planes de emergencia, especialmente en el sector turístico donde se modernizaron las estaciones de bombeo, y se instaló un emisario submarino moderno (tubería de descarga de aguas negras) a suficiente profundidad y distancia de la orilla para garantizar que no haya contaminación sobre los principales cuerpos de agua de Cartagena.

La veda para bañistas que últimamente se ha hecho en algunas playas, es el resultado de la contaminación a que han estado sometidas durante más de diez años por el vertimiento de aguas negras. Esas playas no pueden recuperarse de un día para otro: se necesitan muchos años para restablecer el equilibrio ecológico.

La limpieza ha comenzado y en las playas de la carrera primera de Bocagrande, cuyas pruebas de contaminación fueron hechas por el Inderena, el resultado de recuperación fue satisfactorio, motivo por el cual los bañistas pueden regresar sin problemas. No obstante, en las playas de Castillo Grande los rsultados no son halagadores.

Los costos para la ciudad de Cartagena en el adecuamiento de acueducto y alcantarillado, y la recuperación de algunos cuerpos de agua, como caños, lagos y lagunas, superan los 50.000 millones de pesos, según informó el gerente de las Empresad Públicas en la capital de Bolívar.

Es importante que la gente adquiera conciencia ecológica; es lo que está haciendo falta en Cartagena y en todo el país. Por eso vamos a iniciar campañas ambientales para concientizar a la ciudadanía de la problemática y lograr la colaboración no sólo del Gobierno sino de todas las entidades en la solución del flagelo que azota a nuestra ciudad , puntualizó Mendoza Diago.

En los próximos días se realizará una prueba final con bacterias en un canal a cielo abierto, donde llega uno de los colectores más grandes de la ciudad, para ver cuál es su comportamiento y lograr un balance entre la cantidad de aguas residuales, su concentración de descarga y la inyección de bacterias necesarias para controlar la contaminación.

De resultar viable técnica y económicamente la experimentación con bacterias en la ciudad de Cartagena, las Empresas Públicas adelantarían una verdadera guera biológica para devolver a la Ciudad Heroica su encanto turístico.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.