Banco de la República: con cara o sello, pierde

Banco de la República: con cara o sello, pierde

Cualquier decisión que tome el Emisor el viernes, en su junta, será criticada. Si sube sus tasas de interés puede hacer que el dólar caiga y que el crédito se siga encareciendo. Si las baja, corre el riego de que la inflación se le salga más de curso y afecte aun más su credibilidad.

22 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Finalmente, si decide dejarlas quietas lo pueden acusar de pasividad, justo en un momento en que la economía mundial vive un tremendo alboroto.

La de esta semana será la primera reunión del año para la Junta Directiva del Banco y la primera tras ocho aumentos de las tasas de interés en el 2007. Si bien desaceleraron el crédito, estas no fueron suficientes para controlar la inflación, que cerró el año por encima de la meta.

La decisión de subir las tasas de interés ha sido criticada por ir en contravía de lo que ha hecho la Reserva Federal de Estados Unidos (FED, el banco central de ese país), que viene bajando sus tasas desde junio del 2006.

Como consecuencia de las subidas del Emisor y los recortes de la FED, el diferencial de las tasas de interés de los dos países (5 puntos porcentuales) es hoy el más alto desde septiembre del 2004. Esto hace más atractivas las inversiones en pesos que en dólares y, por eso, el precio de la divisa difícilmente se despega de los 2.000 pesos. Por ahora, las apuestas indican que los siete codirectores del Emisor decidirán no modificar las tasas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.