LA LEY DEL LIBRO

LA LEY DEL LIBRO

26 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

La llamada ley del libro, iniciativa gubernamental que tuvo el más favorable ambiente en el Congreso, ha sido ya sancionada por el jefe del Estado. Se ha iniciado de esta manera una nueva época para la industria editorial en el país, al amparo de la cual este artículo, que tiene el doble carácter de instrumento de cultura y objeto de comercio, podrá registrar el más decidido fomento.

Pero la Constitución ordenó expresamente garantizarle los más amplios incentivos, y la nueva ley cumple precisamente ese objetivo. En adelante no será un problema gravoso la edición de un libro, que naturalmente representa la libre expresión de las ideas y la difusión plena de los resultados de una investigación. A este propósito, sería de la mayor importancia que dentro del marco reglamentario de esta ley pudiera hacerse frente al grave problema de la piratería editorial, que infortunadamente ha proliferado entre nosotros como un serio desestímulo para autores y editores.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.