LOS ARAUCANOS HACEN UNA NAVIDAD A LO ECOLÓGICO

LOS ARAUCANOS HACEN UNA NAVIDAD A LO ECOLÓGICO

Esta vez el velo de la Virgen María no es de tul blanco, sino que es un raído y desteñido pedazo de costal de cabuya. Su cuerpo no es de cerámica ni de porcelana, sino que fue moldeado en barro de ocre suavizado con aceite para bebés. Esta virgen hace parte de un pesebre que fue construido con materiales desechables en el barrio Cabañas del Río, al nororiente del municipio de Arauca. La idea fue seguida con entusiasmo en los 37 barrios de la capital del departamento, que en un intento por proteger la naturaleza, utilizaron toda clase de desperdicios para darle forma al cuerpo de San José y textura a las ropas de los tres reyes magos.

24 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Las juntas de acción comunal se encargaron de recolectar las cajas de cartón, botellas, pedazos de plástico, periódicos viejos, retazos de madera, restos de vestidos, telas y estropajos, entre otros elementos reciclables.

En la mayoría de los barrios, la pesebrera donde nació Jesús se construyó en palma seca y solo brilla a la luz de las velas fabricadas con cebo de ganado, mientras que las plantas o arbustos son exuberantes hojas de mazorca.

Las ovejas ya no son de lana sino de aserrín tinturado, en tanto que el burro que transportó a la Virgen hasta Belén es de barro recogido de las orillas del río Arauca.

Marly Saray, una niña de diez años, orgullosamente asegura que en su sector de residencia, las cáscaras de huevo fueron molidas para diseñar las calles de Belén, mientras que Víctor Manuel Solano, un costeño de 43 años, confirmó que en el barrio Cabañas, el trabajo fue arduo pues pintaron todo el aserrín para que sirviera de pasto.

Cada barrio mantuvo en secreto su trabajo para dar la sorpresa en los días navideños. La tarea fue coordinada por Luz María Sarzoza, primera dama del municipio.

Pero como pesebre sin villancicos no es pesebre, los niños se ingeniaron la manera de hacer instrumentos musicales. Las panderetas fueron hechas con tapas de gaseosas clavadas en pedazos de guadua, las marimbas son botellas llenas de agua y las maracas son totumos llenos de semillas secas de capachos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.