2008, año de grandes desafíos para la economía colombiana

2008, año de grandes desafíos para la economía colombiana

Hace un año, en el primer trimestre del 2007, la economía colombiana alcanzó el máximo ritmo de crecimiento. Solo en esos tres meses el Producto Interno Bruto creció 3,03 por ciento. Un ritmo equivalente a 12,68 por ciento anual.

21 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Pero desde marzo, las tasas de aumento de la producción, que siguen altas, avanzan a menor ritmo. Es más, el país arranca un nuevo año en el que los vientos a favor que permitieron la recuperación y el auge posiblemente ya no soplen de la misma forma.

Desde Estados Unidos, país que en algún momento llegó a comprar la mitad de las exportaciones colombianas, las advertencias del año pasado de que había riesgos de recesión ya para muchos pasaron a ser una certeza.

Mientras tanto, Colombia sigue disfrutando de buenos precios de las materias primas que vende, pero no es despreciable el efecto que pueda tener en esos precios una menor demanda estadounidense, a pesar del impulso de China.

En general, los expertos creen que Colombia seguirá desacelerando, pero manteniendo un buen ritmo de crecimiento.

Con este panorama, la economía colombiana enfrenta una serie de retos para el presente año, que son claves para que el aterrizaje sea más suave y sin traumatismos.

Cumplir la meta de inflación.

El rebrote inflacionario observado en el 2007 ha minado seriamente la credibilidad del Banco de la República, por eso uno de sus grandes desafíos es cumplir con la meta fijada para este año, que es igual a la del 2007 (4 por ciento) en medio de muchas presiones de alzas de precios.

Anif recomienda monitorear de cerca tanto la demanda interna, como la de Venezuela, la cual está ejerciendo presiones sobre los alimentos. Así mismo, la entidad aconseja al Banco de la República estar preparado para un posible aumento del valor del dólar, lo que podría acelerar la inflación de bienes transables.

Correval dice que hay que estar muy pendientes de la presión alcista que ejerzan el petróleo y sus derivados sobre los precios de la energía (gasolina, gas, energía eléctrica) y del transporte.

Frenar déficit de cuenta corriente.

A Colombia ingresan actualmente menos divisas de las que salen por comercio de bienes y servicios, remesas y pagos a trabajadores. Por eso es uno de los pocos países de América Latina que tiene déficit de cuenta corriente alto (4 por ciento de su PIB).

Este desequilibrio está siendo financiado con dos factores que pueden estar en riesgo a raíz de la posible recesión de E.U.: la inversión extranjera y las remesas. “Y ante un deterioro de la cuenta corriente, la única solución es mayor endeudamiento externo (preocupante si el dólar sube) o privatizar, pero no quedan muchas empresas para vender. Otra opción son las reservas internacionales, pero estas no aguantan mucho tiempo”, opina Germán Umaña, director del CID de la Universidad Nacional.

Controlar las tasas de interés.

Tras ocho incrementos de las tasas de interés del Banco de la República el año pasado, este año el panorama para el costo del dinero no luce muy alentador. Por un lado si el Emisor sigue subiendo las tasas, para controlar la inflación, se afectan más los deudores y las empresas que requieren crédito, al tiempo que se generan incentivos para que el dólar caiga más.

Pero por el otro, si las baja, corre el riesgo de que los precios sigan subiendo. “Por eso el riesgo en tasas de interés se llama Junta del Emisor, pues todo depende de lo que ellos decidan”, dice el analista Mauricio Cabrera, quien agrega que el otro problema fue el cambio en las normas de usura, lo cual ha permitido que los bancos suban sus intereses en mayor proporción que el aumento realizado por el Emisor.

Evitar que el dólar caiga más.

Aunque la caída en el precio del dólar es un fenómeno que afecta a muchos países, el nivel actual de la divisa (1.968 pesos) “es ruinoso para los exportadores y en general es una plaga grave para la economía”, dice el ex ministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo. Agrega que al país le conviene un poco de devaluación, pero no mucha por las perspectivas de un mayor déficit de cuenta corriente. “Todo dependerá de lo que pase con tasas de interés, pues si siguen subiendo se mantendrá el incentivo de traer dólares, dado que es más rentable invertir acá que en E.U.”, insiste.

El analista Mauricio Cabrera añade que otro factor que afecta el precio de la divisa son los ingresos de dólares derivados del narcotráfico, negocio en el que no importa la tasa de cambio.

Desempleo de un solo dígito.

Uno de los retos para el Gobierno en el 2008 será lograr que las cifras de desempleo se mantengan en un solo dígito, situación que podría tornarse compleja si se contemplan las relaciones con Venezuela, las cuales pueden generar posibles despidos en la industria automotriz. Según el economista Juan Carlos Echeverry, algunas de las acciones para mantener el empleo en el país es promover la inversión extranjera e incentivar la firma del TLC. Si estos factores se controlan será más fácil sostener el nivel de ocupación.

Ojo al déficit comercial.

“El déficit comercial puede llegar a ser serio, ahora que se ven amenazadas las exportaciones a dos de los principales destinos”. Carlos Ronderos, ex ministro de Comercio.

El aumento en el consumo de los colombianos y la revaluación se conjugaron durante el 2007 para propiciar un ambiente inmejorable para las importaciones, que al cierre de octubre provocó un déficit en la balanza comercial de 1.515 millones de dólares. Mientras las exportaciones totalizaron 23.715 millones de dólares, las importaciones alcanzaron los 25.231 millones según el Dane. La cifra es preocupante por la amenaza que se cierne sobre las exportaciones a los dos principales socios, Venezuela y E.U.

Recortes para estabilidad fiscal.

Uno de los desafíos más evidente es reducir el gasto público. Sin embargo, algunos analistas dicen que es el más difícil de cumplir, para todos los gobiernos. El director de Fedesarrollo, Mauricio Cárdenas, asegura que el 2008 no será un año difícil para lograr la meta de gasto, pues ya fue aprobado el presupuesto. Sin embargo, para el 2009 la situación del gasto será compleja por ser un año electoral.

Por su parte, Juan Carlos Echeverry dice que el Gobierno sí tendrá que hacer recortes de gasto en el 2008 en temas como defensa, social o infraestructura.

Lupa al comercio con Venezuela.

“Hay que mirar cómo disminuir el riesgo de depender tanto del mercado venezolano”. Javier Díaz, presidente de Analdex.

La fiesta que vivieron los exportadores colombianos en los 10 primeros meses del 2007 con el mercado venezolano está llegando a su fin. Aunque los anuncios del presidente Hugo Chávez de ‘congelar’ la relación con Colombia no han llegado al plano del cierre comercial, ya se han encendido las alarmas.

Para este año, el principal reto se tendrá que enfocar en reducir la dependencia del mercado vecino

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.