Carrera de largo aliento

Carrera de largo aliento

Por estos días, el mundo sigue con igual interés la economía y la competencia electoral en Estados Unidos. Con las primarias en Nevada y Carolina del Sur, el sábado, la carrera por las nominaciones a la presidencia sigue tan indefinida e intensa como antes, pero empieza a decantarse.

21 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Los dos ganadores –el republicano John McCain, en Carolina del Sur, y la demócrata Hillary Clinton, en Nevada– se anotaron cada uno su segundo triunfo consecutivo sobre sus rivales. Y, paradojas del sistema electoral, ambos lograron menos delegados que su inmediato seguidor a las convenciones de sus partidos que escogerán el candidato. Clinton, con 52 por ciento del voto demócrata en Nevada, obtuvo 12 delegados, mientras Barack Obama, con 45 por ciento, quedó con 13. Y McCain, en Carolina del Sur, logró menos delegados a la convención republicana que Mitt Romney, quien ganó en Nevada.

El ‘palo’ es McCain, cuya campaña se consideraba casi muerta y gana justo en un estado que desde 1980 ha predicho quién será el candidato republicano (allí lo derrotó Bush en el 2000). Y se ratifica que la nominación demócrata será una carrera entre Clinton y Obama. Pero aún falta mucho: con las primarias ya realizadas, de los 1.191 delegados republicanos necesarios para la nominación, Romney va apenas en 59, Huckabee en 40 y McCain, en 36. En el campo demócrata, en el que hacen falta 2.205 delegados, Obama (38), Clinton (36) y Edwards (18), también están a años luz de números claros.

Sin embargo, se aproximan momentos de la verdad. McCain, a quien la base republicana ve con desconfianza, se ha beneficiado mucho de los votos independientes, pero en las primarias republicanas claves, en Florida, el 29, y el ‘Supermartes’, el 5 de febrero, que incluye estados grandes como Nueva York, California, Arizona, Connecticut y Delaware, solo votan republicanos registrados. Florida será la primera aparición de Ruddy Giuliani, que ha concentrado su campaña allí. Los demócratas van a Carolina del Sur, un estado con amplia población negra, el sábado. Y el ‘Supermartes’ será también decisivo para ellos, pues votan 22 estados, que, en caso de victoria clara, darían a Hillary o a Obama un golpe de opinión contundente.

Fred Thompson, en el lado republicano, y John Edwards, en el demócrata, se ven en crecientes dificultades, y un mal resultado el 5 de febrero podría marcar su retiro. Lo que dejaría a Clinton y Obama en una carrera de largo aliento, y al campo republicano con cuatro nombres –McCain, Giuliani, Mitt Romney y Mike Huckabee–. Aún, pues, falta mucho para la claridad en las nominaciones presidenciales en E.U., en una elección como para alquilar balcón.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.