Tras erupción del Galeras llegaría la luna azul

Tras erupción del Galeras llegaría la luna azul

Durante toda la semana los astrónomos de Sur y Centroamérica tendrán sus lentes puestos en el cielo.

21 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Tras la erupción del volcán Galeras, el pasado 17 de enero, la Nasa emitió una alerta en la que les pide no bajar la guardia porque la luna azul podría divisarse en cualquier momento y es necesario tener el registro.

Este es un fenómeno que se presenta cuando partículas del tamaño de una micra (en este caso la ceniza expulsada por el volcán) alcanzan las capas superiores de la atmósfera, se convierten en un filtro que hace que, a los ojos del hombre, la luz blanca normal de la luna se torne azul.

Los científicos de la Nasa calculan que el efecto causado por las partículas que salieron de Colombia, al dispersarse, solo podría mirarse en Sur y Centroamérica porque la erupción fue ‘pequeña’.

El llamado se hizo con base en las fotografías captadas el jueves pasado, durante una hora, desde el Observatorio Astronómico de la Universidad de Nariño, en Pasto.

Alberto Quijano Vodniza, director de ese centro, intrigado por la fuerte explosión que inquietó a los habitantes de la capital nariñense a las 8:06 de la noche, interrumpió el trabajo de observación que se realiza con el cometa Holmes y observó la luna azul.

La preocupación, por el riesgo para los pobladores, no le impidió hacer las importantes tomas, que ahora son publicadas en la página de la Nasa para llamar la atención de una buena parte del mundo que podría participar en el fenómeno.

Además permitirá a los científicos calcular a qué altura llegó la ceniza del volcán Galeras y le servirá al Instituto Colombiano de Geología y Minería (Ingeominas) para evaluar la cantidad de energía liberada en la erupción.

“Es un fenómeno que parece local, pero que esta afectando la tierra y contaminándola. La gente cree que la ceniza se expulsa y cae cerca, pero desconoce lo que implica”, dice el científico.

En este momento las partículas de menor tamaño continúan el ascenso y serán las que alcancen la mayor altura, las que produzcan el bello fenómeno perceptible especialmente cuando la luna aparece en el firmamento.

Otras lunas azules No será la primera vez que los investigadores tengan la oportunidad de observar la luna azul.

El más reciente fenómeno de este tipo ocurrió en 1991, cuando el volcán Pinatubo, en Filipinas, hizo una erupción luego de 500 años de inactividad.

Las cenizas expulsadas flotaron durante diez años y durante ese tiempo contaminaron la atmósfera y originaron el cambio del tinte de los eclipses, explicó el director del Observatorio Astronómico de la U. de Nariño, Alberto Quijano.

El astrónomo explica que el fenómeno no solo se produce tras las erupciones, sino que incendios forestales, la explosión de pozos petroleros o las tormentas en el desierto, y hasta el polvo que se elevó con la caída de las Torres Gemelas en Nueva York, lo pueden generar

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.