CARACAS DIALOGARÍA CON LA GUERRILLA COLOMBIANA

CARACAS DIALOGARÍA CON LA GUERRILLA COLOMBIANA

La Comisión para Asuntos Fronterizos de Venezuela (CAFV) propuso negociar con las guerrillas colombianas, en busca de parar la ola de secuestros en la amplia zona limítrofe con Colombia. La propuesta coincidió con la creación de una vasta zona de Seguridad Fronteriza en la que se puso en marcha una amplia ofensiva militar en contra de guerrilleros y delincuentes comunes de los dos países.

24 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Omar Baralt Méndez, presidente de la CAFV, dijo que la fórmula surgió durante reuniones que sostuvo recientemente en Colombia con los comisionados fronterizos de ese país.

Según Baralt, es necesaria una estrategia amplia para combatir no solo los secuestros de ganaderos y agricultores venezolanos sino todas las actividades delictivas en la frontera.

Parte de la estrategia es el diálogo de Venezuela con las guerrillas colombianas, dijo Baralt, quien calificó la propuesta de descabellada .

Reconoció que la solución militar ha demostrado en Colombia que no es la única fórmula. En 40 años, la fuerza militar no ha logrado acabar con la guerrilla en Colombia dijo. Lejos de vencerla, ha crecido, y hoy hay treinta frentes en la frontera con Venezuela .

En su concepto, es necesario analizar en una mesa de discusión las razones por las cuales las guerrillas colombianas decidieron no respetar más el territorio venezolano.

Y ello se debe a la búsqueda de medios económicos para financiar sus actividades a través de los secuestros y las extorsiones , precisó.

Así mismo, dijo que Venezuela ha respondido con despliegues militares, pero quienes conocemos la frontera sabemos de las dificultades y creemos que una sola medida, como esa, no es solución final para el problema .

Según Baralt, una de las personas que mejor conoce la problemática de la frontera de 1.200 kilómetros entre Colombia y Venezuela, la estrategia debe ser de tipo político y militar.

Estrategia combinada La parte militar es la más importante, porque aquí lo que funciona es a fuerza dijo Baralt. Pero no se debe olvidar que la política permitiría un acuerdo con Colombia... y otro con la guerrilla .

Baralt sustentó su propuesta en el hecho de que Colombia primero reconoció la condición de fuerza beligerante de la guerrilla, y Venezuela hizo luego lo mismo al permitir los diálogos entre las dos partes en territorio venezolano .

Durante varios meses, Venezuela reconoció esas condiciones de hecho y derecho dijo. Eso no es nuevo; durante varios meses hubo diálogos propiciados por el Estado venezolano entre Colombia y la guerrilla .

Según el comisionado, los secuestros (diez en dos semanas) no son todos de origen guerrillero. También actúa la delincuencia común organizada, y para ello es necesario un acuerdo político con Colombia .

De otro lado, el gobierno dijo que en enero dará forma legal a la Zona de Seguridad Fronteriza en los estados de Táchira, Barinas y Apure, donde ya están en marcha mecanismos militares contra la delincuencia.

Se busca con ello neutralizar la actividad guerrillera, el narcotráfico, el robo de automotores y el paso indiscriminado de ilegales colombianos y de otros países hacia Venezuela.

La zona de seguridad está respaldada por la Ley Orgánica de Seguridad y Defensa Nacional, que autoriza al Ejecutivo para adoptar medidas constitucionales que pueden incluso prohibir el tránsito de extranjeros por zonas determinadas.

Según el ministro de Relaciones Interiores, Carlos Delgado Chapellín, las zonas de Seguridad Fronteriza buscan proteger la producción agropecuaria, afectada por la actividad delictiva que ha llegado a límites intolerables .

Las normas serán consultadas con los ganaderos y agricultores de la zona, con el fin de darles la forma más adecuada para que las puedan aplicar con eficacia.

En la Zona de Seguridad Fronteriza ya están en marcha planes militares con tropas especializadoras apoyadas por helicópteros y por medios de comunicación adecuados.

La creación de la Zona Frontriza de Seguridad surgió luego de una visita del presidente Ramón José Velásquez a la zona de frontera, con el fin de conocer de cerca la situación de inseguridad creada por una mezcla de guerrilleros y delincuentes comunes. No presidencial Caracas, (Ansa) El presidente venezolano, Ramón Velásquez, sostuvo ayer que los problemas de la guerrilla, secuestros y robo de automóviles en la frontera con Colombia son asuntos que se tratan entre Estados .

Velásquez reaccionó así ante las declaraciones del presidente de la Comisión de Asuntos Fronterizos con Colombia, Omar Baralt, quien sugirió ayer negociar con la guerrilla colombiana para combatir los secuestros en la frontera .

El mandatario venezolano admitió que en las últimas semanas se han intensificado los delitos en la frontera y reiteró que su gobierno decretará zonas de seguridad a los Estados occidentales de Táchira, Mérida y Apure, e intensificará la presencia militar en la región limítrofe.

No puede el gobierno venezolano ni siquiera pensar en negociar con la guerrilla colombiana. Las relaciones son con el Estado colombiano, el unico interlocutor que tiene Venezuela , enfatizó Velásquez, durante una gira administrativa ayer en San Cristóbal, capital del estado de Táchira, limítrofe con Colombia.

Venezuela y Colombia comparten una frontera común de más de 2.000 kilómetros de longitud, la más dinámica de América Latina.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.