1993: UN BUEN AÑO PARA LOS ARGENTINOS

1993: UN BUEN AÑO PARA LOS ARGENTINOS

A diferencia de lo que decía un viejo político liberal argentino, que repetía cada 365 días que este año será peor que el anterior , la sensación generalizada es de que estas navidades serán en el país mejores que las pasadas, según se ha podido constatar en las calles y suburbios argentinos. Este sentimiento es atribuido a la estabilidad económica del gobierno neoperonista (liberal) del presidente Carlos Menem: diciembre se proyecta con espectaculares ganancias para los ahorristas gracias a fuertes subidas de las acciones en la bolsa y la abundancia de pesos y las bajas tasas de interés favorecen el mercado.

24 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Calles, avenidas, galerías comerciales, centros de compras e, incluso, barrios enteros de la inmensa y populosa capital del Plata exhiben más adornos navideños que en otros años.

En los escaparates de las tiendas de comestibles se observan, a precios no exorbitantes, productos propios de estas fiestas, como turrones españoles, panettones italianos, fiambres franceses, conservas y champañas.

La champaña es, en 1993, la vedette navideña: su consumo creció el 50 por ciento en los últimos 5 años y más de 60 marcas compiten en un mercado que en 1993 vendió 15 millones de botellas.

Buenas ventas Este año hay en Argentina otras cosas, a pesar de los movimientos de protesta y los motines carcelarios en casi todo el país.

El uso y abuso de la pirotecnia en estas fechas ya provocaron la muerte de siete adolescentes, dos más quedaron ciegos, tres sufrieron pérdida parcial de la visión, cuatro quedaron con sus genitales despedazados, dos perdieron varios dedos de una mano y un número no determinado sufrió traumas acústicos irreversibles.

Pero aunque esto influya negativamente en el ánimo del hombre de la calle, lo cierto es que estas fiestas de Navidad y Año Nuevo van a ser mejores, más alegres que las de otros años. La gente irá a la Misa del Gallo y hará los honores a los manjares tradicionales argentinos, como pavo, lechón, carne asada rellena, pollo y sopa de almendras.

Lo cierto es que los comerciantes argentinos piensan que este año venderán más que en el pasado, lo mismo que los expendedores de alimentos y bebidas.

Respecto a los vendedores de perfumes, todo pinta en que ésta será una buena época para ellos. Sus productos están en promoción y se venden como pan caliente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.