Falla en proceso tumbó cargo de secuestro contra A. Araújo

Falla en proceso tumbó cargo de secuestro contra A. Araújo

El ex senador Álvaro Araújo Castro logró quitarse de encima, al menos temporalmente, su mayor preocupación judicial: la acusación por el secuestro de Víctor Ochoa Daza, que fue cometido por los ‘paramilitares de ‘Jorge 40’ en el 2002, pero que habría terminado por beneficiar los intereses del político costeño.

20 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Ocho meses después de haberlo llamado a juicio en medio del escándalo de la parapolítica, la Fiscalía consideró que hubo un error de procedimiento grave porque no se unificaron los casos de Araújo y de su padre, el también ex senador Álvaro Araújo Noguera, hoy prófugo.

Los dos, según la investigación, debían responder por secuestro extorsivo agravado. Sus casos, sin embargo, fueron asumidos por dos fiscales diferentes y ese hecho, según la providencia que firmó el viernes el vicefiscal Guillermo Mendoza Diago, es “una vulneración del derecho de defensa del exparlamentario”, pues no tiene acceso a las pruebas que hay en el expediente contra su padre.

“La situación de los sindicados Araújo Noguera y Araújo Castro es indivisible, de manera que la responsabilidad de uno no puede determinarse de forma separada de la del otro”, dice la decisión.

En consecuencia, el Vicefiscal ordenó anular el llamado a juicio por secuestro contra Araújo Castro, aunque mantuvo la plena validez de las pruebas que hay en el expediente sobre el plagio de Víctor Ochoa. Con ellas, en la misma investigación de Araújo padre, un fiscal antisecuestro deberá decidir en los próximos meses si acusa o no al jefe del Movimiento Alas por un delito que le podría representar más de 20 años de cárcel.

A juicio por nexos con ‘paras’ A pesar de ese éxito parcial, la defensa del ex congresista no logró desvirtuar los cargos de concierto para delinquir y constreñimiento al elector que también pesaban contra su cliente, que por problemas de salud recibió hace dos meses el beneficio de detención domiciliaria.

La Fiscalía revalidó las conclusiones que recibió de la Corte Suprema, que ordenó la captura en febrero pasado y que llevó el caso hasta que Araújo renunció a su fuero: que el político apoyó los planes de ‘40’ para controlar las elecciones en al menos tres departamentos de la Costa.

Por segunda vez, la Fiscalía desestimó la versión de que Araújo Castro era una piedra en el zapato para el dominio del Bloque Norte de las Auc, al punto que habría sido víctima de un atentado de los ‘paras’. La defensa del congresista asegura que fue precisamente Araújo el único político que se atrevió a denunciar la expansión de las autodefensas en el Cesar y que por eso fue amenazado por ‘39’, el segundo de ‘Jorge 40’.

La Fiscalía sostiene que, por el contrario, las Auc apoyaron la campaña del ex congresista: “Esa dominación paramilitar orientó (en el 2002) las preferencias del electorado hacia el entonces aspirante Álvaro Araújo Castro, situación evidenciada por el aumento desproporcionado en los porcentajes de votación y la anormal distribución geográfica de los votos”

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.