SOS POR VENENOS DEL RÍO BOGOTÁ

SOS POR VENENOS DEL RÍO BOGOTÁ

Ciento cincuenta barrios aledaños al río Bogotá, donde viven unas 200.000 personas, la mayoría menores de edad, deben soportar inundaciones de aguas fétidas en época de invierno y constante contaminación bacteriológica y química que afecta al ganado, los cultivos, el suelo y la salud de sus habitantes. La presencia de sustancias peligrosas como mercurio, cadmio y cromo en los ríos Juan Amarillo, Fucha, Tunjuelito y Bogotá, hacen prever que la contaminación de estas fuentes ha llegado a límites incontrolables.

24 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

No obstante la prohibición a los campesinos de la zona de alimentar con agua contaminada las cabezas de ganado, la advertencia no se ha cumplido.

La situación que se vive en inmediaciones del río Bogotá es catastrófica. En el barrio El Porvenir, jurisdicción de Mosquera, los técnicos de la CAR encontraron un criadero de marranos a tres metros de distancia de las aguas contaminadas, otro tanto sucede en el barrio El Chircal, donde las vacas consumen el agua envenenada del río. Pero sin lugar a dudas uno de los casos más graves es el del puente de la calle 80 sobre el río Bogotá, donde sobreviven tres familias en condiciones infrahumanas.

En la zona de Bosa aledaña al río, no solo se encontraron cultivos de diversos productos, sino que se comprobó como el abono que utilizan los labriegos es una mezcla de aserrín y residuos generados por la industria de las curtiembres.

El río Bogotá recibe 467 toneladas de carga orgánica por día y 212 toneladas de aguas industriales, entre metales tóxicos y productos químico- orgánicos como fenoles, aceites y grasas.

Los datos demuestran que el río Tunjuelito es el más contaminado por cadmio, plomo, mercurio, cobre y níquel, mientras que el Fucha presenta las más altas concentraciones de fenoles y cinc, lo que coincide con el hecho de que se encuentran numerosas industrias de chircales, gravilleras, areneras y receberas.

Al parecer, la situación del río Bogotá solo se puede detener si se integra una comisión interinstitucional, compuesta porlos diversos organismos del Estado, las organizaciones no gubernamentales, las universidades y la comunidad en general, de lo contrario esta fuente hídrica que en antaño (años 40) era el lugar propicio para disfrutar un buen día de campo, continuará siendo la peor cloaca del mundo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.