DOBLES

DOBLES

El maravilloso deporte del tenis, o sea el juego blanco, tiene una faceta admirable: las partidas de dobles; en ella toman parte cuatro jugadores y la velocidad que la raqueta le imprime a la pelota es impresionante; muchas veces los espectadores no pueden seguir el intercambio de las parejas. La bola va, viene, hay que pasar de la malla al fondo y viceversa, buscando engañar al contrario y conseguir así un remate o un clavado que gane el tanto. El partido en que formaron pareja el Presidente y el precandidato Samper, debió tener momentos de gran excitación, de mucho color, porque quien ha tomado parte en partidas dobles sabe cuán intenso es el momento en que la responsabilidad consiste en saber dónde debe uno situarse y de qué forma colaborar con el socio para que no lo arrinconen los contrarios.

24 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Ganó la pareja Gaviria-Samper y con ello se han tejido toda clase de comentarios alegres y pronósticos políticos. Sin darle la trascendencia de un acto fundamental, celebramos que hayan ganado. Que así sea en el futuro.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.