NAVIDAD

NAVIDAD

Los sinsabores causados por maleantes y gentes alejadas de la verdadera fe cristiana no bastan para opacar la fiesta religiosa que hoy se celebra. La llegada del Niño Dios, el 24 de diciembre, colmó al mundo de esperanzas y de fe. Muchas se han perdido, pero la doctrina de quien vio la luz en Belén hace 1993 años persiste, porque está preñada de contenido humano, sublimada por Cristo en el sacrificio para ver de salvar a los hombres, sus hermanos. Tal vez no lo ha conseguido plenamente, pero fuera de las palabras de Cristo, quedan muy pocos caminos. Esta noche los hogares colombianos pasarán horas de alegría y de tristeza. Lo primero porque la familia se congrega en torno del pesebre, armado, más que para conmemorar una fecha, para reunir a padres e hijos, a hermanos y parientes, y lograr la unidad familiar en un ambiente que ojalá sea más propicio al recogimiento que a la frágil vanidad de las alegrías terrenas.

24 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Van muchos años en que el país aspira a pasar en plena paz, en absoluta tranquilidad una fiesta como la de hoy. No lo ha conseguido. Y aunque se ha avanzado mucho en el anhelo de concertar la concordia, sombras grises amenazan aún la vida de los colombianos. Vale la pena recordar las cifras que ofrece hoy el ministro de Salud, doctor Juan Luis Londoño, quien muestra cómo 25 mil colombianos murieron en forma violenta durante 1993. El espíritu cristiano, la palabra de Dios, la fiesta navideña, languidecen ante esta monstruosa cifra de personas asesinadas sin ton ni son. Por pendejadas afirma el Ministro. De igual manera muchos hogares, especialmente los de ciertos seres muy caros a la opinión pública, no podrán reír, ni alegrarse, sino suspirar con dolor por quienes hoy se encuentran en manos de los secuestradores.

Son nubes muy grises, negras, que impiden a los colombianos gozar de una Nochebuena como las de antes. Sin pensar, pero sin olvidar, en las tristezas cercanas a ciertos sectores, a todos nuestros compatriotas EL TIEMPO les envía el más sincero deseo de que gocen felices navidades.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.