Más agresión de Venezuela a Uribe

Más agresión de Venezuela a Uribe

Venezuela adicionó ayer nuevos ingredientes a las ya crecientes tensiones con Colombia.

18 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Por un lado, la Cancillería de ese país expidió una comunicación llena de agravios contra el presidente Álvaro Uribe y su gobierno y unas horas más tarde la Asamblea Nacional (el poder legislativo) aprobó un “acuerdo para respaldar la propuesta de paz” del presidente Hugo Chávez para Colombia, que incluye sus aspiraciones de otorgar el estatus de beligerancia a las Farc y el Eln.

En su declaración, la Cancillería venezolana aseguró que el presidente Uribe “no está comprometido con el intercambio humanitario, sino ciegamente empecinado en demostrar sus argumentos de guerra” y “más preocupado por salvar las apariencias que por salvar las vidas de sus conciudadanos”.

Y refiriéndose al Gobierno de Uribe, aseguró que “en lugar de crear las condiciones para que cientos de familias vuelvan a reunirse, ha llegado al extremo de obstruir y sabotear las misiones humanitarias de rescate” y que “no está comprometido con la liberación de los rehenes, pues ocupa más su tiempo en mendigar la indulgencia interesada del gobierno imperial de los Estados Unidos”.

EL TIEMPO supo que el Gobierno de Colombia se abstendrá de responder a este tipo de declaraciones.

En la tarde y luego de varias horas de deliberaciones, la Asamblea Nacional votó casi por unanimidad una declaración de apoyo a la “propuesta de paz” del presidente Chávez “para Colombia”.

La proposición aprobada habla de respaldar al presidente Hugo Chávez, “en su propuesta, al solicitar al Gobierno colombiano reconocer el carácter beligerante de los movimientos insurgentes, Farc y Eln, como señal de voluntad en darle un trato político que genere confianza en las futuras negociaciones, en el camino a la paz”.

En los otros tres puntos, la proposición aprobada por los legisladores arremetió contra el gobierno de Estados Unidos y saludó la posibilidad de que el canje humanitario se convierta en un camino hacia la paz en Colombia.

La decisión de la Asamblea Nacional, controlada por los seguidores de Chávez, tiene en principio un valor político, pero no un claro alcance jurídico para efectos de la beligerancia que el mandatario venezolano busca para las guerrillas colombianas.

El autor de la propuesta, el diputado Saúl Ortega, explicó que “ese acuerdo no está autorizando nada, ni una oficina de las Farc ni su ingreso a territorio venezolano”.

El diputado Ismael García, jefe del partido Podemos (la única fuerza que votó en contra del acuerdo) dijo que “eso no es vinculante desde el punto de vista legal para la decisión que el Presidente de la República quiera tomar.

En teoría, los parlamentos son autónomos, y este es un respaldo desde el punto de vista político, no obliga desde el punto jurídico al Gobierno a hacer tal o cual cosa”.

En Colombia, la abogada María Carmelina Londoño, profesora de Derecho Internacional, de La Sabana, explicó que “la decisión del legislativo venezolano tiene pocos efectos prácticos para la situación colombiana”.

Según ella, “una cosa es que Venezuela reconozca la beligerancia de las Farc y la otra es que la Asamblea haya aprobado pedirle al Gobierno colombiano que lo haga”.

En opinión de la experta, “el presidente Chávez se está jugando una segunda opción con su insistencia al presidente Uribe para que otorgue estatus de beligerancia a las Farc y al Eln con miras a un proceso de paz, ante el fracaso de su propuesta inicial orientada a la comunidad internacional”.

Al cierre de esta edición, el gobierno Uribe guardaba total silencio frente a esta nueva movida política del régimen de Chávez.

Anoche se esperaba que el mandatario venezolano recibiera al profesor Gustavo Moncayo, padre del cabo Pablo Emilio, quien cumplió 10 años en poder de las Farc.

Entre tanto, ayer varias organizaciones civiles como la Asamblea por la Paz, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, la Corporación Viva la Ciudadanía y Planeta Paz, entre otras, enviaron una carta al presidente Chávez pidiéndole “descongelar” las relaciones con Colombia. Prácticamente le piden no intervenir en los asuntos del país. “No queremos ningún apoyo internacional a esta guerra crónica”, dice la carta.

Entre tanto, voceros del Departamento de Estado de Estados Unidos reiteraron ayer que respaldan los esfuerzos del gobierno Uribe para enfrentar el reto de las Farc. Y recordaron que Colombia es hoy un país más seguro de lo que era hace seis años.

Proponen la mediación de Fidel El senador Gustavo Petro le propuso ayer a su partido, el Polo Democrático Alternativo, pedirle a Fidel Castro, que medie para “recomponer” las relaciones”, en virtud de que Uribe y Chávez se jactan de su amistad con el líder cubano.

Pero la propuesta de Petro no tuvo acogida. Jaime Dussán, de esa colectividad, dijo que “hay que dejar que ellos se arreglen (…) tendrán que hacerlo algún día”.

El ex presidente Ernesto Samper, por su parte, señaló que “ojalá no fuera necesaria la presencia de otro país. Fidel Castro ya lo ha hecho en el pasado (mediar entre ambos países) pero primero debemos intentarlo nosotros, antes de recurrir a un tercero”.

El representante Carlos Ramiro Chavarro, vocero del Partido Conservador en la Cámara, se alejó más de la propuesta: “Quien debe recomponer las relaciones es Chávez”.

De los congresistas consultados por este diario, a la única que le sonó la idea fue a la senadora Alexandra Moreno, del Mira. Según ella, “la única persona que Chávez escucha en el mundo es Fidel Castro. Me parece importante que él haga entrar en razón a Chávez”.

ESCENARIOS POSIBLES DE LA RELACIÓN COLOMBIA-VENEZUELA .

1- ESCENARIO OPTIMISTA PLANTEA ALTERNATIVAS DE SOLUCIÓN .

Augusto Ramírez, excanciller colombiano.

“El presidente Chávez debe reflexionar sobre la soledad internacional a la que lo llevó su propuesta sobre las Farc y volver el asunto un tema humanitario y no político. En ese sentido podrían darse otras liberaciones.

Lo importante es que, aunque las palabras son duras, se han expresado a través de notas diplomáticas, lo que mantiene abierto un canal”.

María Emma Mejía, ex canciller colombiana.

“Colombia ha cedido históricamente, como en los casos de la corbeta Caldas y del guerrillero Rodrigo Granda. El presidente Uribe podría acudir a los partidos y a la comunidad internacional para evitar una fractura en las relaciones que no les convendría a ninguno de los dos países”.

Adolfo Salgueiro, internacionalista venezolano.

“Al presidente Uribe no se le dan las condiciones de una ruptura de relaciones impulsada por él y a Venezuela le resultaría muy difícil cortar las relaciones con Colombia, porque tiene una dependencia alimentaria muy grande".

2- POSIBILIDAD A CORTO PLAZO, MENOS ESPERANZADORA.

María Teresa Romero, internacionalista venezolana.

“Viene es un deterioro más profundo de las relaciones políticas y diplomáticas, que si bien hasta ahora no había afectado las relaciones comerciales, podría llegar ahí. Venezuela no rompería relaciones ahora, porque le daría más réditos políticos mantener la provocación”.

Rodrigo Pardo, ex canciller colombiano.

“Las relaciones están desinstitucionalizadas. Dependen de lo que algunos denominaron “química” entre los dos presidentes, que no existe, y tiene mucho que ver con que cada uno encarna uno de los dos modelos políticos competidores en América Latina. Ahora podría buscarse un entendimiento sobre temas esenciales, una especie de agenda mínima”.

Carlos Romero, internacionalista venezolano.

“Todavía hay un espacio para detener la bola de fuego que sería la ruptura de relaciones. Llama la atención que gobiernos como Brasil o Cuba no hayan mediado. En todo caso, solo ha habido comunicados, faltan notas de protesta concretas, retiro indefinido de embajadores o la reducción real de la relación diplomática a nivel consular y comercial”.

3- RUPTURA DE RELACIONES, LA PEOR DE LAS POSIBILIDADES .

María Emma Mejía, ex canciller colombiana.

“Un escenario menos bueno estaría en que ambos países tomaran medidas extremas, que Colombia asumiera un tono desafiante o llamara al embajador a consultas. Venezuela dice en su comunicado que la acción de la guerrilla en su territorio “justifica cualquier medida en el marco del derecho internacional”, eso sentaría un peligroso precedente”.

Rodrigo Pardo, ex canciller colombiano.

“El problema es que como los mandatarios no tienen en cuenta a las comisiones binacionales y fundamentan las relaciones en el nulo entendimiento que existe entre ellos, hay una gran incertidumbre sobre lo que viene. No sabemos qué va a decir el presidente Chávez en su próxima intervención pública ni cómo le va a responder el presidente Uribe, ni tampoco hasta dónde están dispuestos a llegar”.

Fernando Gerbasi, ex embajador venezolano.

“El presidente Hugo Chávez está provocando para que el gobierno colombiano rompa relaciones. Como si Chávez fuera el presidente de los dos países, quiere revivir el sueño de Bolívar en su persona”

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.