Secciones
Síguenos en:
El caso Gómez Gallo

El caso Gómez Gallo

Nadie desconoce la ardua labor de la Fiscalía General y de la sala penal de la Corte Suprema de Justicia, desde hace cerca de año y medio, en contra del pernicioso fenómeno de la ‘parapolítica’. Pero, desde un principio, estas indagaciones han enfrentado un alto riesgo, en aquellos casos en que el acervo probatorio se ha basado, de manera exclusiva, en testimonios de delincuentes, que deben valorarse con extrema prudencia.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
18 de enero 2008 , 12:00 a. m.

Es el caso del detenido senador tolimense Luis Humberto Gómez Gallo. La acusación que lo tiene tras las rejas se basa en declaraciones de dos ex integrantes del bloque Tolima, de las Auc, creado por el extraditado Eduardo Restrepo, alias ‘El Socio’.

Uno de los testigos, Wilton Bedoya, ha relatado episodios que apuntan a demostrar una estrecha relación entre Gómez Gallo y este capo, entre ellos una reunión en el 2001 en un lugar público y concurrido de Ibagué. La defensa del congresista se pregunta cómo pudo haberse dado ese encuentro sin que nadie lo notara, cuando Gómez Gallo era ya una figura conocida, y ‘El Socio’, uno de los hombres más perseguidos. Y cuestiona que el testigo no haya sido capaz de describir correctamente al senador, elemento clave para darle sustento a su relato. Bedoya asegura, además, que Gómez Gallo fue a una cita con un emisario del bloque Tolima en el hotel Tocarema de Girardot y le entregó una caja con 300 millones de pesos en efectivo para que el frente de las Auc asesinara al dirigente Pompilio Avendaño, supuesto adversario de Gómez Gallo. Avendaño ya declaró que jamás ha tenido enfrentamientos con el senador conservador.

Róbinson Guilombo, el otro testigo, entregó durante un largo período en el 2004 información clave sobre ‘El Socio’. Sin embargo, solo mencionó al senador una vez, durante una ampliación de su declaración el año pasado, cuando aseguró que había recibido 300 millones de pesos de manos de ‘El Socio’.

Después de un contrainterrogatorio de la defensa, en el que Bedoya cayó en varias contradicciones e inconsistencias, el testigo aseguró que dejaría de colaborar con la Justicia y explicó que funcionarios judiciales, entre ellos un magistrado auxiliar de la Corte, le ofrecieron beneficios judiciales a cambio de que declarara contra Gómez Gallo. Como si las dudas fueran pocas, Bedoya ha sido acusado de extorsionar a personalidades del Tolima, entre ellos el alcalde de Lérida, a quien pidió dinero a cambio de no vincularlo a la ‘parapolítica’.

La Sala Penal debe valorar con enorme cuidado casos como este, de manera que no se vaya a incurrir en graves injusticias, ni en actuaciones que pudieran deslegitimar las investigaciones sobre la ‘parapolítica’. Algo que solo favorecería a los verdaderos culpables

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.