Vallejo intentará hoy contarlo ‘todo’

Vallejo intentará hoy contarlo ‘todo’

El Carnaval Internacional de las Artes ha prometido que que esta noche, a las 7, el controvertido escritor Fernando Vallejo (La Virgen de los sicarios) “lo contará todo” en una entrevista con María Jimena Duzán y Eduardo Márceles Daconte, ante el público del Teatro Amira de la Rosa.

17 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Durante su permanencia en Barranquilla, ciudad que recorre desde el martes con una sonrisa cálida y ojos dispuestos a deslumbrarse, Vallejo parece todo menos polémico. Hasta que comienzan las preguntas: ¿Cómo siente este regreso a Colombia? Nunca he dejado de venir a Colombia, si es que he dejado de estar aquí.

Porque uno está en un sitio con la cabeza.

Entonces, ¿está listo para contarlo todo? ¡No sé! No sé. Porque si contara todo resultaría una historia pornográfica.

¿Hay posibilidad de una reconciliación con el cine? Hice cine, lo estudié, antes de dedicarme a la literatura, traté de hacer cine, como tres películas en México, que dirigí y eran de temas colombianos y que aquí prohibieron. Me desvié en la vida al dedicarme a esto. Porque pensé, como tantos, durante tanto tiempo que el cine era la máxima expresión, el máximo arte. Pero es un lenguaje muy limitado. Descubrí que el cine no es más que un embeleco del siglo XX, que está durando más de la cuenta. Es limitado al lado de la palabra y de la literatura. Se pueden contar pocas cosas al lado de la literatura. En fin, el cine para mí es historia del pasado. No me interesa.

¿Ni siquiera para que sigan llevando sus libros al cine? No. Mis obras nunca las he pensado para eso. Porque no escribo para llevarlas al cine. Porque finalmente el único de mis libros que tenía una historia era La virgen de los sicarios. Si quisiera que se hicieran más películas de mis obras, tendría que reescribirlas todas.

Pasando al tema de la iglesia, el de su libro más reciente, ¿cómo ve a Benedicto XVI? Todos los papas son infames, seres monstruosos, representantes de una empresa criminal que es el cristianismo. La Iglesia Católica es igual de miserable que la protestante y la griega ortodoxa. Es una empresa criminal que se montó al carro del poder una de las sectas cristianas por allá por 1320. Cualquiera de los papas es un gran farasante y alcahueta de los crímenes del pasado. En el libro les levanto un sumario, bien detallado, para que me respondan. Les he dicho a los cardenales Castrillón y Truijillo que hagan un debate público conmigo y que me respondan al memorial de agravios. En Argentina le propuse a un cardenal papable lo mismo, un debate conmigo ante los jóvenes. Y tampoco. Pero el libro no me lo van a borrar, el libro va a quedar ahí. No lo escribí para que fuera un libro de periodismo que dura un mes, va a quedar para que contesten, porque hablamos el mismo lenguaje. Estudié con los salesianos y estudié apologética, la ciencia que nos enseñaba a defender a la iglesia protestante de ateos, comunistas o conozco el monstruo desde adentro.

- Nos vemos en el Amira de la Rosa 9 am. Como se hace una película: Alessan- dro Valori y Francesca Calvelli.

3 pm. Encuentro de carnavales: Kristian, Annie Sidro, Darío Moreu, Martín Orozco y Lola Salcedo.

5 pm. Rostros y más- caras del Caribe. Vitor Ramil, Alfonso Múne- ra, Avelino Stanley, Albor Ruiz, Jean M. Caroit.

7 pm. Fernado Vallejo.

9 pm. ¡Viva José María Peñaranda!.

- Amor por ‘el negro’ Daniel Divinsky, de Ediciones La Flor recordó, en el homenaje a Fontanarrosa: “Nunca volvía a revisar lo que había escrito, lo que era una responsabilidad inmensa. En algún momento trajo un cuento maravilloso llamado ‘El tío Luis’, que transcurría en Rosario, que se convertía en puerto internacional adonde llegaban buques y un sistema de túneles conectaba el puerto con prostíbulos y había un personaje hermosísimo que era el protagonista. Le dije: ‘Es la base de una novela’. Llamó y dijo: ‘Tenés razón, una novela que no voy a escribir nunca’. Siempre dijo que la pereza era el gran motor de la humanidad. Por eso Inodoro Pereyra tiene como mejor amigo a un perro y no un caballo, porque era más fácil de dibujar. Y lo ubicó en la Pampa, porque se podía hacer con una rayita”

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.