REGALOS

REGALOS

Señor Director: Me refiero al artículo Regalos (EL TIEMPO, dic. 21, Pág. 5A). Los regalos han desempeñado un papel importante en las relaciones humanas desde tiempos remotos. El anciano siervo de Abraham dio joyas a Rebeca después de ver la prueba de que nuestro Creador la había escogido para ser la esposa de Isaac. (Gé. 24:13-22).

24 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Hay ciertos obsequios que se dan como soborno y que pueden arruinar el corazón y pervertir la justicia; las Escrituras aconsejan odiar tales regalos. Asimismo, Dios condena a los que van en pos de ellos. (Dt. 16:19,20; Ec 7:7; Pr 15:27; Isa 1:23). Quien da regalos puede tener muchos compañeros, pero con darlos no puede garantizar su amistad duradera. (Pr 19:6).

Los cristianos primitivos hacían contribuciones para sus hermanos necesitados. (Ro 15:26; 1Co 16: 1,2). Sin embargo, siempre se ofrecían de manera voluntaria, como indican las palabras de Pablo: Que cada uno haga tal como lo ha resuelto en su corazón, no de mala gana ni como obligado, porque Dios ama al dador alegre . (2Co 9:7).

Los cristianos pueden dar algo más valioso que un regalo: su tiempo y sus habilidades para edificar y fortalecer la mente y el espíritu del prójimo, lo que trae aún mayor felicidad. La mayor dádiva que puede ofrecerse es el entendimiento de la Palabra de Dios, pues puede conducir al que lo recibe a la vida eterna. (Jn 6:26,27; 17:3; Hch 20:35; 2Co 12:15; Rev 22:17).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.