Curramba inicia fiesta de las artes

Curramba inicia fiesta de las artes

“El Carnaval de las Artes nació del deseo de aportar ideas al Carnaval de Barranquilla. Un carnaval es una fiesta basada en la tradición, pero también en la creatividad.

16 de enero 2008 , 12:00 a.m.

También quiere darle a la ciudad un espacio de reflexión en el que se valore y estimule la imaginación”. Para Heriberto Fiorillo, director de la Fundación La Cueva, que organiza el Carnaval de las Artes de Barranquila, estas son justificaciones suficientes del encuentro, que cumple dos años.

La programación, que se inicia hoy en el Teatro Amira de la Rosa, invita cada año a creadores como el escritor Fernando Vallejo, la diva Amparo Grisales, los caricaturistas argentinos Hermenegildo Sábat y Crist, además de figuras de otros carnavales del mundo, como Donato Sartori (Venecia) o Kristian (Niza).

¿Qué relación hay entre el Carnaval de las Artes y el Carnaval de Barranquilla? El de las artes es un evento cultural de reflexión sobre la fiesta más importante de nuestra comunidad. Hay un carnaval que es el desfile, en el que todo el mundo sale. En este, la propuesta es reflexionar sobre sí mismo.

Se dice que el Carnaval suspende la realidad. El de las Artes suspende incluso la realidad del carnaval para pensarla.

¿Y con la Fundación Carnaval de Barranquilla? Tenemos una relación afectuosa. Ellos organizan una fiesta y el pueblo propone. Nosotros también, solo que queremos que el pueblo reflexione también.

¿Por qué ‘de las Artes’? Decir Carnaval de las Artes es una redundancia, porque un carnaval que no sea artístico es solo una feria.

¿Hacía falta reflexión en torno al carnaval? Queríamos enfatizar un elemento que empezábamos a extrañar en las fiestas: el asombro, las cosas que causan asombro, lo grotesco, el reírse del poder para mencionar unos pocos matices.

¿A qué público llega este encuentro? El ideal son los jóvenes, aunque todos pueden venir. Pensamos que hay que aprovechar la juventud, porque con la edad uno se amarra más a las tradiciones. Los viejos se dejan anquilosar en la rutina. Cuando uno es joven navega en las incertidumbres, en las conjeturas. Y así como la plata llama plata, la imaginación despierta la imaginación. El artista no muere, se seca. Por eso un creador se mantiene joven en la medida en que sigue siendo creativo, no importa la edad que tenga.

HELGON

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.