En Brasil gusta el fútbol de Dunga

En Brasil gusta el fútbol de Dunga

Según una encuesta realizada por el diario Folha de São Paulo, el 44 por ciento de los torcedores brasileños aprobaron con “bueno o buenísimo” el trabajo de Dunga al frente de la selección brasileña, tras 15 meses de gestión. Otro 30 por ciento lo calificó como “regular”.

13 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Esto revela que lo único que le importa a la gente, o lo que más le importa, es el resultado. Naturalmente, 15 meses es poco tiempo para una valoración definitiva en el caso de los entrenadores nacionales, que salen tan poco al ruedo. Pero ¿cómo es posible decir que el juego de Brasil fue “bueno o buenísimo”? La compulsa tiene otra lectura: si a los hinchas brasileños les agrada ese estilo, qué debemos esperar del paladar futbolero en otras latitudes, donde el juego es notablemente más tosco y, los intérpretes, de menos calidad.

Hubo partidos de la verdeamarela que fueron afrentosos con su riquísima historia.

Aquí cabe preguntarse qué está peor: si el fútbol o los hinchas.

Sucede que persiste la obtusa y antiquísima creencia de que jugar feo es sinónimo de eficiencia. Y que “especulación” equivale a “inteligencia”. La maquinaria más agresiva que el fútbol conozca es el cerebro de Alex Ferguson; por eso mismo es el técnico más ganador de la historia.

En la antípoda de los torcedores brasileños se ubicaron dos excepcionales periodistas uruguayos: El Veco y Víctor Hugo Morales. El Veco señaló que, ante Brasil, en aquella derrota de 2 -1, había visto a Uruguay “jugar su mejor partido en muchos años”. Víctor Hugo fue más allá: “Para mí fue el mejor que le vi en mi vida”.

“Ser técnico en la Argentina es como sentarse en la silla eléctrica, casi nadie dura un año”, dijo espantado Claudio Borghi, primer entrenador de la historia que gana cuatro títulos seguidos en Chile. “Fue increíble que Russo no siguiera”, amplió el ascendente conductor de Colo Colo. Una verdad del tamaño de una montaña. Haberle dado salida al DT que seis meses antes fue campeón de América es un acto de intolerancia notable, rayano con la soberbia. Todo porque Boca no ganó el Mundial de Clubes. Boca tiene un plantel aceptable. Punto.

A propósito de soberbia. Los jugadores de Boca se quitaron la medalla de plata que les impusieron en la ceremonia de premiación, en Japón.

“Consecuente con ese gesto, no deberían haber aceptado el premio por ser subcampeones”, escribió el columnista de Clarín Héctor Hugo Cardozo. “El dinero sí se lo embolsaron”, agregó. Bien.

Saludable medida dispuesta por la Federación Ecuatoriana: técnico que se va por su cuenta de un equipo de Primera División no puede firmar con otro en la misma temporada. Los estrategas, como los futbolistas, suelen tener una conducta reprobable: si andan mal exigen que se les respete el contrato; si les va bien y reciben una oferta mejor, buscan romperlo. Los clubes tienen que ser serios y respetar los acuerdos, los entrenadores también. Y algo más: no se debe ir a robarle el técnico al vecino.

Toda América está inundada de técnicos argentinos. Ecuador tuvo el récord en el 2007: 11 de los 19 estrategas foráneos fueron argentinos, incluidos los campeones de las Series “A” (Edgardo Bauza) y “B” (Ragusa). En México hubo seis: Gallego (Tigres), Romano (Atlas), Menotti (Tecos), Pumpido (Veracruz), Pekerman (Toluca), Brailovsky (América). En el 2008, seis de los once clubes paraguayos tienen un conductor gaucho. Y está el de la Selección: Martino. A su vez, siete de los diez primeros en la encuesta del técnico de América, del diario El País, son argentinos: 1) Martino; 2) Alfaro (campeón con Arsenal); 3) Russo; 4) Ramón Díaz; 5) Richard Páez (venezolano); 6) Claudio Borghi; 7) ‘Polilla’ Da Silva (uruguayo); 8) Basile; 9) Dunga (brasileño) y 10) Cabrero (campeón con Lanús). ¿Es una moda? Son competentes. Quintabani y Vanemerak, como técnicos ¿son colombianos o argentinos…? Epílogo: la opinión pública y la prensa ecuatoriana clamaban por el alejamiento de Luis Fernando Suárez de la selección tricolor, el hombre que los llevó al Mundial. Como si fuera cambiar de camisa. La pregunta es: ¿a quién llaman ahora...?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.