AUN RESTAN BUSES DEL NAUFRAGIO

AUN RESTAN BUSES DEL NAUFRAGIO

La idea elemental, torpe quizás, es la de que si en aquel entonces el Concejo hubiera hecho un recorrido por lo que hoy todavía es la Empresa Distrital de Transportes Urbanos (EDTU) hubiera aprobado el proyecto de crear una empresa de economía mixta, propuesto por el alcalde Juan Martín Caicedo Ferrer. Porque viendo los 233 buses troles que subsisten en la planta del Minuto de Dios, (Avenida Medellín con avenida Boyacá) un lego en la materia no entiende qué destino distinto al de una compañía como la mencionada puede tener ese material, y otros elementos como los tornos de los talleres que se encuentran en la planta de San Fernando. (Diez y siete buses más se hallan en la calle 72. Son por todos 125 rusos y 125 rumanos).

23 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

No todo se perdió El visitante se asombra de ver esas hileras de buses, porque iba convencido no tanto de que la liquidación había terminado, pero sí - valgan las disculpas- porque estaba creyendo que ya todo se lo habían robado. El temor de que no haya alternativa distinta a vender ese material como chatarra infunde tanto miedo como la perra Carmelita , animal de unos seis años de edad, que duerme a la sombra de un bus. Se apareció allí y fue adoptada por los celadores.

Treinta y seis de los troles jamás trabajaron, aunque a varios les faltan llantas, pues cuarenta y ocho fueron robadas en mayo de este año, junto con otros elementos, en la ocasión del cambio de empresa de vigilancia, según informan Guillermo Pardo, Tobías Salamanca, Orlando Vega y Victor Granados, cuatro hombres que fueron tabajadores de la EDTU, y hoy levantan el inventario por cuenta de la Secretaría de Hacienda, entidad encargada de la liquidación ordenada en 1990.

(Les adeudan cuatro meses de salarios, correspondientes a un intervalo en que los despidieron, para después llamarlos de nuevo).

Pardo y Salamanca consideran, quizás con bastante exageración, que el 98 por ciento de la flota es recuperable, y que el cincuenta por ciento no requiere más que el mantenimiento normal. Sobre decir que si no hay una acción pronta y muy eficaz, en pocos meses nada tendrá salavación.

Se encuentra también allí una planta de mantenimiento, siete transformadores, una lavadora nueva, unos dos centenares de postes de cemento y algunos de metal.

San Fernando En la estación de la calle 68 con la carrera 23, hay mucho menos: los tornos, una bodega de repuestos diessel, los cárcamos, tres buses todavía bien pintados en cuya parte delantera se lee Transportamos minusválidos , una parte mínima del cable que se recogió en la avenida Caracas, los troques y los equipos de herramienta manual.

Separado de la estación por una pared recién edificada está el espacioso lote cedido al Fondo de Ahorro y Vivienda del Distrito (Fadividi) para la construcción de apartamentos. También le fue cedido el terreno de la estación del Minuito de Dios.

Eso es lo principal de lo que queda en lo fue la Empresa Distrital de Transportes Urbanos, la que según sostiene el concejal Angel Humberto Rojas Cuesta, autor de un debate sobre este asunto en el Concejo, no está liquidada. La idea de Rojas Cuesta es la de que no se puede vender semejante riqueza -averiada o no- como basura. Debiera, dice, organizarse, sin empréstitos y sin técnicos extranjeros, una red de troles por la avenida Boyacá. Bien puede ser una empresa privada.

Que hagan algo , claman los cuatro hombres que la cuidan con ánimo de canceberos, y aunque confiesan que no son los más capacitados para hacer un inventario, lo están haciendo con honradez y cierto dolor.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.