ANGEL DE LA GUARDA, DULCE ...

ANGEL DE LA GUARDA, DULCE ...

Siete estadounidenses de cada diez creen en los ángeles, y otra gran porción, la mitad, siente a sus espaldas la presencia del ángel de la guarda que, según creen, los protege desde niños. Así lo hizo saber el semanario Time en su número de Navidad. Hillary Clinton aporta lo suyo: sonrientes querubines son la motivación de los adornos en la Casa Blanca durante las fiestas.

23 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Por otra parte, la primera dama, de vez en cuando, luce en la solapa de su chaqueta un prendedor con un angelito. Lo llevo en los días en que necesito ayuda , explica con seguridad.

En Harvard, la Escuela de Teología ofrece un curso sobre ángeles. La Divinity School de la Boston University, a pocos kilómetros de distancia, programó otros dos.

Los mensajeros celestes también triunfan en Broadway: en la comedia más aclamada de la temporada, Angels in America de Tony Kushner, un enviado divino baja a la Tierra para ayudar al protagonista, enfermo de sida.

Tres estadounidenses de cada diez --revela el sondeo-- dicen haber advertido personalmente la presencia de los ángeles en su vida. Y un buen 55 por ciento de los entrevistados los considera seres espirituales creados por Dios, con poderes especiales para representarlo en este mundo.

Son tiempos desesperados, en los cuales la gente busca soluciones sobrenaturales para sus problemas , explicó Peter Kreeft, profesor de filosofía en el Boston College, quien recordó las tragedias de fines de siglo: las guerras, el hambre, el sida, la droga.

En la revista Publisher s Weekly, los primeros cinco títulos en la categoría religión tocan temas angelicales. Es una fascinación creciente --explica Time--, que tiene connotaciones más populares que tecnológicas. Sin embargo, en el viaje de la Biblia a la Nueva Era --advierten con pesar algunos teólogos--, los enviados divinos han perdido vigor: eran guerreros terroríficos y se han convertido en risueños angelotes con rizos rubios .

Para quien teme a Dios, los ángeles representan el compromiso justo: Son criaturas benignas, amables, nada amenazadoras , observa Eileen Freeman, que desde su casa en Mountainside (New Jersey) publica el boletín Angelwatch. Nos ayudan, se lo pidamos o no. Pero nosotros, generalmente, los ignoramos .

En algunos ambientes religiosos, la nueva moda fue recibida con entusiasmo: Es un retorno a la tradición, en una época en la cual se atacan las normas vigentes , proclamó Richard Woods, un sacerdote dominicano autor de un libro sobre ángeles y demonios.

Otros exponentes eclesiásticos son bastante más escépticos: en la resurrección de los querubines advierten signos de una religión domesticada en la cual, en vez de acortar las distancias, los ángeles acentúan el abismo entre los fieles y un dios siempre más abstracto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.