EN ESPAÑA, EL VERANO ESTÁ QUE ARDE

EN ESPAÑA, EL VERANO ESTÁ QUE ARDE

Las prendas de piel, sinónimo de lujo y distinción y tradicionalmente consideradas un objeto de deseo femenino tan codiciado como los diamantes, empiezan a suscitar prejuicios en España por razones ecológicas, justo cuando han dejado de ser inalcanzables para muchos españoles. Estas navidades, como ya hizo en años anteriores, la Asociación para la Defensa de los Derechos del Animal (ADDA) apela a la conciencia de los consumidores para que no compren prendas de piel, mientras los 5 mil establecimientos de peletería del país redoblan sus esfuerzos por captar clientes.

22 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

La imagen de un pequeño y desvalido zorrito con la leyenda Tu madre tiene abrigo de piel? A la mía se lo arrancaron , compite así en la escenografía navideña española con fotografías de bellas y elegantes mujeres envueltas en visones, zorros y otras pieles que constituyen un regalo inolvidable y se venden con descuentos extraordinarios o a precios increíbles .

Diciembre, por ser el comienzo del invierno y por la costumbre de hacer regalos navideños, es un mes fundamental para la peletería española, un sector que da empleo a 20 mil personas y que en 1992 facturó el equivalente a 416 millones de dólares.

El sistema de venta a plazos y la entrada masiva en el mercado de prendas más baratas confeccionadas principalmente en Grecia y en países asiáticos han puesto los abrigos de piel de visón, de zorro y otros animales al alcance de sectores de la población a los que hasta ahora les estaban vedados.

El director de ADDA en Madrid, José Luis Barceló, de 30 años, dijo que precisamente por esta popularización de la peletería y porque sigue considerándose un signo de distinción social , en España está costando más trabajo hacer llegar el mensaje antipiel que en países como Estados Unidos o el Reino Unido, donde ya está mal visto lucir estas prendas.

ADDA estima que cada año 20 millones de animales caen en trampas y otros 40 millones son criados en granjas.

Se trata de matar para satisfacer un lujo, no una necesidad , subraya José Luis Barceló, quien opina que existen otras alternativas para poder abrigarse como las pieles artificiales o las de animales que son sacrificados para comer, como vacas, cerdos u ovejas.

Como respuesta a estas acusaciones, el portavoz de la Federación Española de Asociaciones de Peletería (FAEP), Guillermo Fernández Reguera, recordó que desde el Paleolítico el hombre ha utilizado a los animales para comer y vestir, y que además, los animales irracionales no tienen derechos.

Fernández Reguera considera absurda la distinción entre usar las pieles de animales comestibles y las de los que no lo son y señala que, de acuerdo con esta teoría, la piel de cerdo se equipararía en los países islámicos a la de nutrias, chinchillas o martas.

En cuanto a las acusaciones de que los peleteros son unos depredadores de la Naturaleza y una amenaza para el equilibrio ecológico, la FAEP responde: nadie puede estar más interesado que nosotros en la preservación de las especies .

A principios de 1989, la Federación creó una etiqueta con la mención Piel de origen controlado para identificar las prendas manufacturadas con pieles de procedencia legal y contribuir así al fin de la caza furtiva y descontrolada.

La última encuesta acerca de la actitud de los españoles ante el uso de pieles de animales para vestir, realizada a finales de 1992, revela que un 41 por ciento de los encuestados se declaró totalmente en contra, un 15 por ciento a favor, un 35 por ciento favorable siempre y cuando fueran anmales de granja y un nueve por ciento no contestó.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.