Usuarios de gas vehicular, en apuros

Usuarios de gas vehicular, en apuros

Los continuos problemas en el suministro de gas vehicular comenzaron a generar desconfianza entre los propietarios de autos, que tienen entre sus planes convertirlos a este sistema de combustible. Ver gráficas:(Consumo nacional de gas natural, Estaciones de servicio de gas natural en Colombia y Vehículos convertidos a gas en Colombia).

04 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Es más, las dificultades en el abastecimiento registradas en el último mes en buena parte del país, podrían desacelerar el programa de conversión que impulsa el Gobierno y que, tal como lo demuestran las cifras (ver gráfico) han dado buenos resultados.

Por ahora, los más de 200.000 propietarios de vehículos que usan gas natural como combustible están con los nervios de punta, pues por los cada vez más frecuentes racionamientos que han tenido que padecer, y que comienzan a desnudar la fragilidad del negocio del gas natural.

El más reciente de los inconvenientes se registró entre el 29 de diciembre y el primero de enero del 2008 por cuenta de un mantenimiento programado en la planta de gas de Cusiana, lo cual recortó el suministro en buena parte del centro del país.

Pero el pasado 18 de diciembre se presentó otro corte a raíz de una demanda de gas de una térmica, que colmó la capacidad del gasoducto que trae el combustible al interior del país. Unos meses atrás también había ocurrido otro evento similar.

Según Fenalco, el racionamiento del 18 de diciembre provocó que las 106 estaciones de servicio de gas natural en Bogotá registraran una reducción en las ventas de 1.200 millones de pesos. Por el corte de fin de año se habrían dejado de recibir 4.500 millones de pesos.

Los más damnificados han sido los conductores, pue han tenido que volver a tanquear con gasolina, un combustible que es cuatro veces más caro y que a partir del primero de enero se encareció 100 pesos el galón.

Además, la mayoría de los afectados son personas que utilizan sus carros como medio de subsistencia (taxis, camionetas repartidoras, etc) y en los que sus dueños han invertido 2,5 millones de pesos en la conversión a gas, que adelantaron con la promesa de que en el futuro se iban a ahorrar un dinero al acudir a un combustible más económico.

Ellos han sido los más golpeados. Según un decreto del Ministerio de Minas y Energía, en caso de presentarse un racionamiento o un desabastecimiento de gas, la prioridad será el consumo residencial y la generación de energía eléctrica. Además, las plantas de generación térmica deben tener por obligación contratos de gas en firme para cumplir con ese cometido y no dejar al país a oscuras.

Los expertos aseguran que las reiteradas situaciones de desabastecimiento dejan al descubierto que hay debilidades en el sector del gas.

Para María Zulema Vélez, presidenta de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía (Acolgén), uno de los problemas es que los gasoductos, en su mayoría propiedad de la Transportadora de Gas del Interior (TGI), no tienen la capacidad suficiente, lo que ocasiona cuellos de botella en el suministro.

“El tubo que trae el gas desde la Guajira a Barrancabermeja tiene una capacidad de 190 millones de pies cúbicos y los contratos de gas ascienden a 240 millones de pies cúbicos día, entonces cuando toda esa demanda se registra al tiempo se congestiona”, dijo.

El presidente de la Transportadora de Gas del Interior, Leopoldo Montañez, reconoce que si bien hay estrechez en el sistema, también dice que se requieren señales por parte de los productores (Chevron, BP, Ecopetrol) sobre el aumento en la producción para poder emprender las obras de ensanche.

OTRAS DIFICULTADES.

Desde hace unos dos años, los productores de gas no firman ningún contrato en firme de suministro porque tienen su capacidad de producción al máximo.

Otra de las dificultades con que se han tropezado la expansión del sistema de transporte es que hace tres meses la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) expidió un estudio que servirá para fijar las bases tarifarias en los próximos años para el sistema de transporte de gas, el cual ha generado incertidumbre en el sector para emprender nuevos proyectos o por lo menos presentarlos a las juntas directivas de las empresas.

El problema podría agravarse debido al fuerte crecimiento de la demanda de gas natural a todo nivel, en vista del encarecimiento de la gasolina y el acpm, además de la necesidad de producir más electricidad por el crecimiento económico. Además, desde este año comienzan las exportaciones de gas a Venezuela a través del gasoducto binacional, con 50 millones de pies cúbicos diarios y solamente hasta dentro de cinco años Venezuela comenzaría a suministrar gas a Colombia, de acuerdo con las condiciones pactadas por los dos países

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.