Con parrandas en Londres rescatan hospital de Riohacha

Con parrandas en Londres rescatan hospital de Riohacha

Solo profesionales integran el comité ejecutivo de la organización de colombianos que aportan su solidaridad desde Londres.

04 de enero 2008 , 12:00 a.m.

‘Médicos del Hospital de Riohacha han atendido partos a punta de linterna’.

Este titular, publicado en www.eltiempo.com en enero del 2007 , hizo estremecer a Clemencia Corradine, una colombiana que reside en Londres (Inglaterra) hace 10 años.

“El artículo narraba como muchas mujeres tienen que ser sometidas en ocasiones a situaciones como esta, ya que algunos hospitales, como este de La Guajira, por falta de recursos carecen de equipos adecuados para asistir a las madres poniendo en peligro a sus hijos”, explica Corradine.

Ella se refiere al hospital Nuestra Señora de los Remedios, el más importante de la capital de La Guajira y uno los tres de segundo nivel del departamento (los otros están en Maicao y San Juan del Cesar). Atiende a habitantes de ocho municipios, “la mayoría es población materno infantil indígena, con problemas de nutrición, infectocontagiosos y respiratorios producto de las malas condiciones de vida”, explica el médico Néstor Gómez, asesor de planeación de gerencia del hospital.

A pesar de la relevancia que tiene el centro médico, la misma nota contaba sobre la grave situación financiera que padecía, lo que llevaba al no pago de los empleados, la falta de equipos, de suturas y oxígeno, incluso a la no cancelación de los recibos de energía con lo cual había cortes constantes en el suministro.

“Me propuse averiguar un poco más acerca de la institución y la manera de ayudarla”, cuenta Corradine. Desde hace cinco años ella forma parte de Friends of Colombia for Social Aid (Focsa), una organización creada hace 30 años en Londres por la esposa del entonces embajador de Co-lombia en el Reino Unido, Lucía Holguín de Vásquez Carrizosa.

“El objetivo es mejorar la salud de los niños colombianos de escasos recursos, y para eso es importante que cuando lleguen a un hospital sean atendidos como es debido”, explica Amanda Ardila, presidenta de la organización desde hace 10 años.

Sin recibir salario Estas dos mujeres colombianas, profesionales que viajaron por oportunidades laborales, se dieron a la tarea de averiguar por la situación del hospital y presentar un proyecto a sus compañeros, el mismo que hoy es realidad. En febrero el hospital recibirá modernos equipos para la Unidad Neonatal, que incluyen una incubadora comprada en Alemania, un oxímetro de pulso y un monitor multiparámetro para neonatos, entre otros.

“Catorce personas, todas profesionales, integramos el comité ejecutivo.

Todas somos voluntarias, ninguna recibe plata por las horas que destina a la obra”, señala Ardila.

Entre el grupo hay un ecuatoriano y una inglesa que conocen Colombia y quieren ayudar a su población, el resto son colombianos. Desde hace un año también está en Bogotá una sede de la organización, integrada por nueve personas. Su función es identificar proyectos y hacerles el res-pectivo seguimiento a los que están en curso para verificar la buena utilización de los equipos.

Instituciones de salud de Chocó, Vaupés, San Andrés, Bogotá, Bolívar y Antioquia se han beneficiado con las donaciones que ha hecho Focsa en estos años. Es la primera vez que la organización llega a La Guajira.

Con una fiesta de gala anual (conocida como Spring Fiesta), una feria de comida y objetos latinoamericanos y una maratón los colombianos han recogido los dineros que requieren para las donaciones. Este año, además, realizaron el 30 de noviembre una parranda vallenata con ayuda de la Embajada. Así lograron recaudar cerca de 96 millones de pesos.

“Es impresionante la recepción que hay cuando se pide ayudar a los niños colombianos. Si tuviéramos allá la voluntad que hay aquí podríamos mover montañas”, asegura Corradine.

Gómez sostiene que esta donación será muy bien aprovechada, pues el hospital ya no tiene una amenaza de cierre. “Logramos sanear las finanzas haciendo racionalización del gasto, gestionando recursos, mejorando los servicios y firmando convenios interadministrativos”, señala

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.