META DEL 94

META DEL 94

Más veloz que un rayo se expidió el decreto que fija el salario mínimo para 1994. Superó en 2.09 por ciento la cifra propuesta por el Banco de la República tras cuidadosos análisis económicos. El Gobierno en su juicio decidió superar el criterio del Emisor y como es casi usual la parte laboral se declaró insatisfecha. Pero el hecho es ya una realidad y los colombianos nos vamos a acomodar a él. Como acción compensatoria el Gobierno pide no elevar los precios en más de un 19 por ciento, inclusive aquellos que pueda afectar el alza en la gasolina y que tantas repercusiones tienen en la canasta familiar y en la elevación del costo de vida. Nunca ha sido fácil fijar el salario mínimo, ni cualquier otro. Las ambiciones son a veces insaciables y las necesidades inocultables. La cifra que se alcanzó en el semi-consejo de salarios puede parecer baja y lo importante es que las precondiciones para evitar elevaciones indebidas se cumplan no solo por el Gobierno sino por todos los sectores de la e

22 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

En la carencia de trabajo se encuentra el problema más grave de las naciones desarrolladas y subdesarrolladas. La cifra de los seres humanos, hombres y mujeres, que deben aportar una suma precisa para alimentar, educar y vestir a los suyos, crece hora tras hora, día tras día, año tras año. Forman legión aquellos que se pasean por las calles sin encontrar solución al dilema del diario subsistir. El desempleo es fuente de violencia, que aumenta la inseguridad y los índices de criminalidad. Es quizá, en la era de la mecanización y la automatización, el más grande peligro que amenaza al mundo moderno. Países como Alemania, Francia, Inglaterra, Italia y aun los Estados Unidos, han visto golpeado su extraordinario progreso. Sus campañas para combatir el desempleo han obligado a firmar acuerdos internacionales que tienen un solo fin: abrir frentes de trabajo.

De manera que 1994 va a ser en el terreno económico un año de alzas, fijación de costos, etc., sin olvidar que es de importancia fundamental la meta de conseguir mayor empleo, de pensar en el capital con base en el objetivo de producir y ganar, pero eso sí teniendo en cuenta, de modo casi obsesivo, la manera de elevar el nivel de las clases menos favorecidas. Cuando los colombianos podamos anunciar en forma real y comprobada que el desempleo baja radicalmente, infinidad de nuestros problemas se habrán colocado en un nivel manejable. Es mucho lo que ha logrado el Gobierno para evitar que las cifras de inflación se disparen. Y las del desempleo también. Ambos rubros forman un binomio capaz de minar aun a los sistemas democráticos de mayores solidez y poderío. Por esa razón, al hablar del salario mínimo tratamos temas disímiles pero que en el fondo se van a compenetrar de manera inevitable durante el año de 1994, que pronto habrá comenzado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.