CÓMODA VICTORIA DE LOS NEOCOMUNISTAS SERBIOS

CÓMODA VICTORIA DE LOS NEOCOMUNISTAS SERBIOS

El Partido Socialista (ex comunista, en el poder) del presidente Slodoban Milosevic obtuvo una amplia victoria en las elecciones legislativas realizadas el domingo en Serbia, y podría tener mayoría absoluta en el nuevo Parlamento, según estimaciones de los socialistas impugnadas por la oposición. Pese a la catastrófica situación económica de Serbia tras un año y medio de sanciones internacionales, Milosevic parece haber logrado no sólo mantener, sino reforzar su posición.

21 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

La inflación en Serbia alcanza al 30.000 por ciento mensual, y dos tercios de la fuerza laboral carece de trabajo como consecuencia de las severas sanciones comerciales impuestas a Serbia por las Naciones Unidas, como castigo a su apoyo a las rebeliones de serbios en Bosnia y Croacia.

El Partido Socialista podría obtener entre 122 y 128 de los 250 escaños del Parlamento, y está muy cerca de la mayoría absoluta, anunció el portavoz del partido, Ivica Dacic.

Escrutados ocho de los nuevedistritos electorales, ayer los socialistas encabezan los resultados con el 37,7 por ciento de los votos, en tanto que la coalición de oposición Depos , un cartel de cuatro partidos liderados por el Movimiento Serbio de Renovación de Vuk Draskovic, lograba sólo un 16,9 por ciento. Los siguen el Partido Radical 12,7 por ciento, el Partido Demócrata 10,9 por ciento y el Partido Democrático de Serbia 4,2 por ciento.

Los derrotados Los resultados oficiosos indican también una severa derrota para los partidos ultranacionalistas: el Radical Serbio (SRS) liderado por Vojislav Seselj (13,1 por ciento) y el de Unidad Serbia de Zeljko Raznjatovic Arkan, ambos en las listas de sospechosos como criminales de guerra.

El Partido Radical de Seselj, uno de los grandes perdedores de estas elecciones, contaba con 73 escaños en la precedente legislatura y era el segundo partido, detrás de los socialistas.

De mantenerse estos resultados parciales, la jornada electoral del domingo habrá dejado un exitoso balance para los socialistas, que lograrían un resultado superior al del año pasado (101 escaños y 28,7 por ciento de los votos).

No obstante, ayer los principales partidos opositores insistían en que los socialistas no consiguirían obtener la mayoría en el Parlamento.

Según una estimación del Partido Demócrata (de Zoran Djindjic), tras el recuento de 1.800.000 boletines de votación (sobre un total de 7 millones de electores inscritos), los socialistas obtendrían 114 escaños, Depos 45, el Partido Radical 42 y el Partido Demócrata 32.

El Partido Demócrata, que sólo contaba seis escaños en la Asamblea anterior, logra un inesperado avance y podría convertirse en aliado de los socialistas si éstos necesitaran formar una coalición para controlar el Parlamento, se estima en Belgrado.

El presidente Milosevic decidió la disolución del Parlamento serbio en octubre pasado, tras la ruptura de la alianza entre el Partido Socialista (que formó un gobierno minoritario) y el Partido Radical (ultranacionalista). Este, que ocupaba 73 escaños (22,5 por ciento de los votos), es uno de los grandes perdedores de estos comicios.

Para conocer el reparto de los escaños habrá que esperar el recuento total de los votos, ya que el sistema proporcional excluye a los partidos que obtienen menos del 5 por ciento de los votos.

Las elecciones para las que fueron convocados siete millones de electores fueron boicoteadas por los albaneses del Kosovo (provincia anexada por serbia) y los musulmanes de Sandzak, en el sudoeste de Serbia.

Asamblea de la ONU pide levantar embargo de armas a Bosnia La Asamblea General de las Naciones Unidas pidió ayer que se levante el embargo de armas contra Bosnia, como parte de una resolución de treinta puntos adoptada por amplia mayoría. La votación para el documento, que no es compulsivo, fue de 109 a favor y ninguno en contra con 57 abstenciones.

Rusia, China, Canadá, India y todos los países de la Comunidad Europea se abstuvieron, mientras que los Estados Unidos votaron a favor. Pero hay pocas posibilidades de que el Consejo de Seguridad deje sin efecto el embargo de armas que impuso a todos los estados de la ex Yugoslavia, incluyendo a Bosnia.

El documento dice también que la nueva y recortada Yugoslavia, suspendida de la Asamblea, debe ser excluida de todas las operaciones de las Naciones Unidas, y reclama la aplicación de todas las resoluciones del Consejo sobre Bosnia, muchas de ellas pasadas por alto en los hechos. Las decisiones del Consejo ignoradas en la práctica incluyen la necesidad de impedir que Serbia suministre armas a los serbios de Bosnia, enviar tropas a ciudades designadas como áreas protegidas y exigir a los rebeldes serbios que detengan sus cañoneos contra la capital Sarajevo.

En el extenso debate, que comenzó el viernes, el embajador de Bosnia ante la ONU criticó duramente a Occidente por negarse a rescatar a su país levantando el embargo, y destacó que la ex república yugoslava no desaparecerá para dejar en paz a la conciencia internacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.