SE ENREDA DESMONTE DE SUBSIDIOS

SE ENREDA DESMONTE DE SUBSIDIOS

A menos de un mes de cumplirse el plazo límite para expedir una ley que reglamente el desmonte gradual de los subsidios y evite que se disparen las tarifas en los diferentes servicios públicos, el Gobierno y el Congreso no se ponen de acuerdo ni siquiera en los puntos fundamentales de la propuesta a discutir.

05 de junio 1996 , 12:00 a.m.

De hecho, al proyecto de ley elaborado por los ministerios de Minas, Hacienda y Planeación Nacional, surgió otro, con más énfasis en los temas de energía y gas, redactado por los senadores Hugo Serrano y Salomón Náder.

En este último, se plantea una modificación de los niveles de subsidios a los que se debe llegar en cinco años. Según Náder, esos topes deben ser de 60 por ciento para el estrato uno, 50 por ciento para el estrato 2, y 20 por ciento para el estrato 3.

Estos niveles contrastan con los que venía manejando el Gobierno. Según el ministro de Minas, Rodrigo Villamizar, los porcentajes de subsidios son: 50 por ciento para el estrato 1, 40 por ciento para el estrato 2 y 15 por ciento para el estrato 3.

En ambos proyectos se estipula que las electrificadoras o empresas estatales de energía deben alcanzar esos niveles en cinco años, aunque el senador Hugo Serrano expresó que es posible que se logre en 1999.

Sin embargo, no solo es el inconveniente de los dos proyectos. Ayer se hizo evidente un roce entre las comisiones quintas y sextas del Senado que amenaza con dilatar aún más el trámite de las dos ponencias.

El senador Samuel Moreno Rojas, miembro de la comisión Sexta, dijo que es inconstitucional que el estudio de los proyectos sea abocado por la comisión quinta pues claramente está definido que el tema de los servicios públicos corresponde tramitarlo a la Sexta.

Eso tumba a Samper Por su parte, el presidente del Senado, Julio César Guerra Tulena, mostró su preocupación y en una exhortación a la comisión Quinta, aseguró que si el proceso 8.000 no tumba al presidente Samper si lo puede hacer el empantanamiento del proyecto de desmonte de subsidios, en alusión al costo político que puede representar para el Gobierno el hecho de que antes del próximo 11 de julio no haya una ley que impida el incremento sustancial en las tarifas de los servicios.

A última hora, ayer en la plenaria del Senado se buscaba definir la competencia de cada comisión legislativa en el estudio de los proyectos.

En vista de que existen dos proyectos de ley sobre el mismo tema, se abría paso la posibilidad de que cada uno tuviera como ponente un senador de cada comisión.

El problema radica en que ambos han sido abocados por la comisión quinta. El de Náder porque él pertenece a esa célula legislativa. Y el del Gobierno porque tanto el proyecto como el mensaje de urgencia con el que iba acompañado entraron por la Quinta.

Este último proyecto comenzará a ser debatido hoy, mientras que el de Náder empezó a dársele trámite ayer.

En ese primer debate, que no contó con la presencia del ministro de Minas, Rodrigo Villamizar, el senador Hugo Serrano Gómez propuso que la industria pague una contribución que sería mínimo del 10 por ciento y máximo del 20 por ciento sobre el consumo que hagan de combustibles como el crudo pesado, el carbón, el diesel y el fuel oil.

Ese gravamen adicional busca, en su opinión, desestimular el uso de estos energéticos y fomentar el uso del gas natural.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.