SONDEOS DE CNC Y YANKELOVICH COINCIDEN MÁS DE LO QUE PARECE

SONDEOS DE CNC Y YANKELOVICH COINCIDEN MÁS DE LO QUE PARECE

Las encuestas electorales, que ultimamente midieron las posibilidades electorales de Ernesto Samper y Andrés Pastrana, y que aparantemente eran contradictorios, registran, en realidad, tendencias coincedentes. En suma, los dos estudios reflejan que hoy, a 5 meses de los comicios presidenciales, existe un marcado equilibrio entre los favoritismos que despiertan los dos máximos aspirantes a la presidencia.

21 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

El viernes último los medios de comunicación divulgaron los resultados de una encuesta realizada por la firma Yankelovich, según la cual, en el caso de una segunda vuelta, Pastrana aventajaría a Samper por 7 puntos.

El domingo EL TIEMPO publicó un estudio del Centro de Consultoría que mostraba que, en el mismo evento, la diferencia sería de 5 puntos a favor de Samper.

Ante resultados aparentemente tan disímiles, se desató una controversia en los medios de opinión e incluso algunos de ellos aventuraron hipótesis sobre una presunta manipulación.

EL TIEMPO consultó entonces a los responsables de los dos estudios de opinión y por su análisis encontró, que técnicamente, los dos coinciden. Según los expertos, en la lectura de una encuesta es necesario tener en cuenta el margen de error, factor éste que incide especialmente en casos en los que, como este, en los que las diferencias son tan estrechas.

Así por ejemplo, si un candidato obtiene en una medición el 46 por ciento y el margen de error estimado es del 4 por ciento, su resultado real puede del ser del 50 o del 42 por ciento, esto es 4 puntos hacia arriba o 4 puntos hacia abajo. Si el segundo tiene el 42 por ciento, el resultado fluctuaría entre el 38 y el 46 por ciento. Así las cosas, la tendencia real sería hacia el empate.

Oswaldo Acevedo, presidente de la firma Yankelovich, y Francisco Pereira, gerente del Centro Nacional de Consultoría dijeron que sus estudios fueron realizados con la aplicación de la técnica científica y que las diferencias entre ambas se pueden explicar en la mayoría de las cifras obtenidas por el margen de error. Los dos técnicos estuvieron de acuerdo en que pensar en manipulaciones sería absurdo, ya que una empresa de opinión no pondría en juego por ningún motivo su más preciado patrimonio: la credibilidad.

Ambas encuestas fueron realizadas en las mismas ciudades (Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Cartagena y Santa Marta). El tamaño de la muestra es semejante: Yankelovich encuestó a 1298 personas y el Centro de Consultoría a 1.212.

Los que serían los resultados de una consulta liberal y una primera vuelta presidencial son, en ambos estudios, muy similares.

Aún cuando la encuesta del Centro de Consultoría favorece a Samper y la de Yankelovich a Pastrana, los resultados cotejados con el margen de error muestran diferencias tan estrechas que bien podría uno u otro aparecer como ganador. Así, por ejemplo, en la encuesta del CNC, Samper obtiene en la primera vuelta el 34 por ciento entre los que votarán, con un margen de error del 4 por ciento, y en la de Yankelovich obtiene 29 por ciento, con un error del 3.5 por ciento. Como la primera cifra puede subir o bajar en cuatro puntos y la segunda en 3.5 puntos, la diferencia entre los dos resultados no es significativa.

El único desfase que entre una encuesta y otra, que no obedece al margen de error, se da en la votación que obtiene Samper en una segunda vuelta. Allí la diferencia es de 8 puntos. Los resultados del Centro de Consultoría muestran que entre las personas que expresaron su intención de votar Samper tiene el 46 por ciento, mientras la de Yankelovich le da un 38 por ciento. En el primer caso, el margen de error estimado es del 4 por ciento y en el segundo es del 3.5 por ciento.

Consultados expresamente sobre el punto, los representantes de las firmas dijeron que la diferencia puede obedecer a razones técnicas. No obstante, señalaron que están trabajando para unificar los procedimientos de las encuestas, para que cada día observen un mayor rigor científico.

El margen de error es crucial Las encuestas de opinión aleatorias arrojan unos resultados que tienen siempre un margen de error. Es decir, que cada cifra obtenida puede ser mayor o menor de acuerdo al margen de error.

Los expertos recomiendan que los lectores tengan en cuenta el margen de error de una encuesta --que es obligación publicar, según las normas vigentes-- para poder saber si la diferencia entre dos candidatos es significativa.

Si, por ejemplo, una encuesta muestra que un candidato tiene el 36 por ciento de los votos y el otro el 30 por ciento, y el margen de error es del 4 por ciento, quiere decir que el primero puede tener entre 32 y 40 por ciento y el segundo entre 26 y 34 por ciento Otra encuesta realizada con igual metodología, en las mismas fechas, y con una muestra similar, podría arrojar un resultado en el que ambos candidatos obtienen el 33 por ciento de los votos. Las dos estarían correctas. A ciencia cierta, en las dos encuestas lo único que se podría deducir es que la diferencia entre los dos candidatos es tan reducida, que van practicamente empatados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.