CORRUPCIÓN UNE A ITALIA Y BRASIL

CORRUPCIÓN UNE A ITALIA Y BRASIL

Según integrantes de la Comisión Especial del Congreso brasileño que investiga la red de corrupción parlamentaria, el abogado suizo Paolo Bernasconi comenzó a colaborar con ellos. Bernasconi asesoró a la operación Manos limpias italiana en cuestiones que estaban relacionadas con el bloqueo de cuentas bancarias extranjeras suscritas por criminales.

20 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

En un documento remitido a la comisión, Bernasconi dice que es posible que las autoridades brasileñas logren del Gobierno suizo la ayuda que les permita detectar depósitos de dinero obtenido de forma ilegal, su confiscación y posterior repatriación.

Indicó que recientes cambios en la legislación garantizan el bloqueo de depósitos que representan el fruto de un crimen o que hayan servido para cometerlo .

El senador Paulo Bisol, coordinador de una subcomisión que investiga el origen del patrimonio de parlamentarios brasileños, dijo que los italianos, como pioneros con la operación Manos limpias contra la corrupción, alcanzaron importantes éxitos con la confiscación y repatriación de dinero obtenido de forma irregular por ciudadanos vinculados con organizaciones criminales.

Sería interesante que la Comisión Parlamentaria de Investigación hiciese lo mismo , consideró el senador, y sugirió que la Procuraduría General de la República estudie seriamente las alternativas planteadas por Bernasconi.

Según el abogado suizo, la justicia de su país coopera con el gobierno que así lo solicite, siempre y cuando el interesado garantice reciprocidad, no utilice la investigación para violar los derechos fundamentales del individuo y los crímenes que le sirvan de justificación sean delitos también en Suiza. Dinero evaporado Entre tanto, uno de los integrantes de la Comisión Especial del Congreso admitió ayer que los cientos de millones de dólares desviados por la red parlamentaria que manipuló y defraudó el presupuesto nacional de Brasil difícilmente serán recuperados. El relator de ese órgano, diputado Roberto Magalhaes, dijo que hasta ahora las autoridades sólo han logrado decomisar el uno por ciento del total de recursos económicos federales que se calcula fue desviado.

Ese porcentaje corresponde a uno de los paquetes de dinero en efectivo (1,9 millones de dólares) encontrados en la residencia del autor de las denuncias de corrupción en el Congreso, el economista José Carlos Alves dos Santos. Magalhaes observó que si bien todavía no ha sido posible cuantificar el monto total de la defraudación, sólo una de las cuatro subcomisiones del órgano especial del Congreso, que investiga las subvenciones sociales manipuladas, ha establecido el desvío de 200 millones de dólares.

Es un cálculo preliminar resultante del análisis de ayudas sociales por 643 millones de dólares ordenadas en los últimos años , aclaró Magalhaes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.