DESENFOQUES DE TIME

DESENFOQUES DE TIME

Vivir en colonias no es fácil. Especialmente por una dependencia mental que exige que cada punto de vista tenga referencia metropolitana. En el periodismo es notable. Cualquier cronista con premio carga siempre con revista extranjera como toque cosmopolita. Con la diferencia de que antes se veía prensa europea. Según alguno de esos comentaristas, al que no le cabe un premio más, con leer a Time basta. El semanario norteamericano cumple 70 años. Es tal vez la publicación que más ejerce como cliché entre las de su tipo. Representa la cultura de la clase media mental y moral que se apoderó del mundo. La tecnocracia amaestrada en saberes específicos pero ignorante sobre el conjunto. La que engendra y maneja la educación superior mundial, con ya pocos focos de oposición. Time informa inmejorablemente sobre un problema, pero siempre le queda a un tipo de lector, anacrónico desde luego, la curiosidad por un concepto profundo, alguna contextualización cultural, la alusión humanística en que

21 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Murió Freud como Marx, como alguna vez dijo Time? Freud encontró otra de las llaves que ha conseguido la humanidad para el misterio de sí misma. Otras pertenecen a nombres que la cultura no puede olvidar aunque quisiera, los clásicos. Los que están por encima de la moda, la estética del esnobismo. Freud y Marx, precedidos desde luego por esfuerzos intelectuales colosales, adivinaron tanto la civilización actual, que podría decirse que quien los desconozca carece de elementos de juicio importantes. Sin indicar al menos su enorme alcance, es descaminado llevar a creer que el psicoanálisis sería inválido porque ha dado pie a histerismo y mercantilismo.

El informe reciente sobre la crisis cubana es ilustrativo pero deficiente. Como casi siempre que se habla de ella, aparte de fobias o filias, se omiten referencias sin las cuales pierde sentido. El reportero minimiza algo esencial para los cubanos: haber derrotado la pobreza absoluta, entendida como el marginamiento. Punto este en que Castro no va a transigir a cambio de reincluirse en la comunidad americana. Como sí lo ha hecho en otros, como su defensa de la lucha armada, concesión a la cual no se ha dado importancia.

El tratamiento de Time a la muerte de Pablo Escobar fue decepcionante para más de un periodista. Se diría que desconoció la importancia que tuvo para el país. Eso muestra enfoques divergentes sobre el narcotráfico. Aquí es problema político y social, definitivo en la deformación nacional estos años y quién sabe cuántos todavía. Para ellos en cambio apenas asunto de orden público y cuando más, de salud. Si la prensa norteamericana no entiende, cómo pedírselo a su gobierno y su opinión? Para que lo mediten nuestros gobernantes, empeñados en mantener en esto un enfoque ajeno, como tantos otros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.