LETONIA NO QUIERE PROVOCAR A RUSIA

LETONIA NO QUIERE PROVOCAR A RUSIA

Guntis Ulmania, presidente de Letonia, habló con Mikhail Bruk para el Global Viewpoint durante el trayecto RigaLetonia, a Estonia, en donde asistió a una reunión de emergencia de los presidentes de las Repúblicas Bálticas. Dicha reunión fue convocada para discutir la fuerte votación que obtuvieron el partido de extremanacionalista de Vladimir Zhirinovsky y el Partido Comunista en las elecciones en Rusia. Los sorprendentes resultados de las elecciones de Rusia el domingo muestran que el mayor bloque individual de votos en el nuevo parlamento será para el Partido Demócrata Liberal de Vladimir Zhirinovsky, nacionalista extremo quien quiere recuperar al Báltico y restaurar el anterior Imperio Soviético. Qué piensa de los resultados de las elecciones? Este es acaso un hombre fascista que traerá a Rusia lo que Hitler trajo a Alemania?

20 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

No es sabio utilizar palabras tan cargadas ni realizar paralelos históricos. La situación es muy compleja y bastante seria, por lo que no debemos calentar las cosas con nuestras propias conclusiones apresuradas, ni caer en el pánico.

Está claro que el voto por Zhirinovsky es un síntoma de lo que los rusos están viviendo durante el levantamiento de la reforma. En su pobreza y su desesperación, muchos rusos se acercaron a la fuerzas nacionalistas extremas. Pero esto es sólo el principio de la historia, no el final. Como cualquier político puede decirle, una cosa es tomar una posición y decir ciertas cosas durante una campaña electoral; otra, ser electo al parlamento y después decidir cuestiones de Estado. Además, aunque pudieran tener el bloque mayor dentro del parlamento ruso, los demócratas liberales tendrán, aparentemente, una constitución menor del 25 por ciento del cuerpo legislativo.

A pesar de todas las otras cosas prometidas desde la plataforma del Partido Demócrata Liberal, Zhirinovsky también ha dicho que su partido está comprometido con la ruta democrática . Personalmente, cuento con que podremos ver un estado mental sobrio en el Sr. Zhirinovsky al asumir sus responsabilidades.

Además, él apoya la constitución propuesta por Boris Yeltsin y endosada por el electorado el domingo. Finalmente, quizá la votación obtenida por Zhirinovsky tendrá el efecto de ayudarle a unificar las políticas reformistas del presidente Yeltsin, del ex primer ministro, Yegor Gaidar, y de otros. Ahora tienen que comprender el error que cometieron al no tomar la resaca nacionalista en el país tan en serio como deberían. Sin duda, parte del ánimo nacionalista en Rusia fue generado por los intereses de cómo están siendo tratados en el Báltico, incluyendo Letonia, quienes tienen nacionalidad rusa. Ambos reaccionan en contra del otro. Usted lo cree así? Creo que la supervivencia de mi pueblo depende de no exacerbar la situación en Rusia con acciones extremistas en casa frente a los rusos que viven ahí. En vez de eso, debemos buscar formas de llegar al acuerdo y la comprensión mutua con las fuerzas que tengan el balance del poder en Rusia.

Creo que los rusos que viven en Letonia decidirán si consideran a Letonia como su hogar, o si creen que tienen que ir a su patria materna histórica. Debemos crear aquí en Letonia todas las condiciones y alternativas necesarias para que cada persona pueda seleccionar libremente si quiere ir a Rusia o integrarse como ciudadano de Letonia. El nacionalismo extremo nunca deja algo bueno ni productivo.

Lo principal en mi mente ahora, después de las elecciones rusas, es que lo más importante para todos nosotros es levantar un sistema político en el cual haya tolerancia de las diferentes nacionalidades que viven en los países distintos, incluyendo a los rusos que viven en Letonia.

Sin tratar de ofender a mi propio pueblo en nuestra lucha por ponernos de nuevo de pie después del Imperio Soviético, debe decirse, y debe comprenderse, que no podemos construir el futuro de Letonia humillando a otro ni oprimiendo a otras nacionalidades. El futuro en todas partes pertenece a aquellas personas que puedan estar sobre el nacionalismo extremo. Los rusos están luchando por dejar atrás su nacionalismo herido ahora, y si considero al pueblo de Rusia, veo que ha sufrido no menos que el de Ucrania, de Letonia, los judíos o los bielorrusos.

(*)(c) 1993, New Perspectives Quarterly. Distributed by Los Angeles Times Syndicate. Traducción de Sergio E. Avilés.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.