ARRANCAN EN FIRME NEGOCIACIONES DE PAZ

ARRANCAN EN FIRME NEGOCIACIONES DE PAZ

El Gobierno Nacional presentó el proceso de paz con la Corriente de Renovación Socialista (CRS), que se inició formalmente el sábado, como una prueba irrefutable de la voluntad del Estado por ofrecer salidas pacíficas a los conflitos armados del país. Así lo reafirmó el ministro de Gobierno, Fabio Villegas, ante pobladores y visitantes de Flor del Monte (Sucre), que acudieron hasta ese corregimiento donde están apostados cerca de 200 guerrilleros para presenciar la instalación de las negociaciones entre Gobierno y CRS.

20 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Basta que las organizaciones guerrilleras demuestren, con acciones incontrovertibles, que de verdad las anima una voluntad de paz, para que el Gobierno y la sociedad civil abran las puertas a una salida política negociada , insistió.

Precisamente, en su discurso, Villegas avaló que esa disposición de diálogo ha sido diáfana por parte de la CRS. En este sentido, dijo que la señal que esa agrupación guerrillera le está haciendo al país va mucho más allá de la retórica y de las oscuras trampas que a veces suele tender el ansia de buscar protagonismo . Así lo entendemos y sepan ustedes que para el país entero no hay actitud ni decisión más honesta y valiente , añadió.

Dijo que a quienes estaban presentes los debía unir la democracia y la esperanza compartida de que es posible desterrar la violencia en Colombia. Si estamos de acuerdo en que ese es nuestro punto de partida, estas negociaciones , que hoy iniciamos, podrán rendir todos los frutos que el país espera y reclama , agregó.

En esa consideración había coincidido minutos antes de la firma Jacinto Ruiz, uno de los tres negociadores de la CRS. Nosotros somos la primera negociación después de la Carta del 91. Eso nos crea un marco jurídico nuevo donde hay democracia participativa. Una de nuestras banderas será el desarrollo constitucional que habla de paz, de derechos humanos, etc .

La firma del acuerdo estuvo rodeada no sólo por el buen ánimo de las partes, sino de su mediador, el padre Nel Beltrán.

Para este sacerdote, el acontecimiento del sábado es un respiro que nos damos los colombianos en un clima de violencia y, además, es una nueva evidencia de que el diálogo es el camino de la concertación y la concertación es el camino más civilizado para lograr la paz. Todo hombre bien tratado en el diálogo es capaz de aceptar las ideas y de encontar en conjunto la verdad. Lo que quiere decir que Colombia tendría que ensayar con mayor seriedad el diálogo para vencer la guerra , añadió el clérigo.

El consejero presidencial para la Paz, Carlos Eduardo Jaramillo, también afirmó que la importancia de este hecho no se puede desconocer. La firma del acuerdo significa que hay una nueva fase del proceso, que es el desarrollo de la agenda de negociaciones. Si las cosas andan positivamente terminaremos con la dejación de las armas de esa agrupación , anotó. Advirtió que éste es tan sólo el comienzo de una negociación y que todos los procesos de negociación son difíciles. Sólo la capacidad de persistir, los lleva a su éxito .

Y como una novedad dentro del modelo de negociación colombiana, un gobierno extranjero asistió como observador del acuerdo político. Jan J. de Roos, embajador de Holanda en Colombia estuvo presente en Flor del Monte.

Estamos como testigo internacional para garantizar que el proceso va en este primer paso, según todas las condicones y reglas pactadas. Luego, depende del Gobierno colombiano si podemos jugar un papel importante en los pasos siguientes, después de las negociaciones para garantizar la ejecución y aplicacion de todas las decisiones de las negociaciones , puntualizó.

Holanda coadyuva en el proceso de paz Pax Chisti, organismo internacional que vela por la paz mundial, estuvo en Flor del Monte.

Su coodinador para el área de Holanda, Liduine Zumpolle, y su secretaria general, Jan Ter Laak, dijeron que en Europa hay un clima de apoyo moral, político y económico para el proceso de paz.

Colombia es uno de los últimos países que se dio cuenta de que para resolver los problemas internos es necesario la ayuda o la preocupación internacional. Todos los otros países del mundo pidieron, tarde que temprano, presencia internacional para ayudar a solucionar los problemas. Probablemente, quizá, el Gobierno de Colombia se dio cuenta que esto facilita el proceso y no dificulta , dijo Zumpolle.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.