ARRANCA NEGOCIACIÓN SOBRE SALARIO MÍNIMO

ARRANCA NEGOCIACIÓN SOBRE SALARIO MÍNIMO

El Gobierno y los gremios económicos destaparán hoy sus propuestas sobre el reajuste del salario mínimo que regirá el próximo año. El incremento podría estar entre 15.480 pesos y 18.747, dependiendo de si el ajuste es de 19 por ciento o cercano a 23 por ciento.

20 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Si es de 19 por ciento, el salario mínimo para cerca de 4 millones de trabajadores colombianos pasaría de 81.510 a 96.996 pesos. Si el ajuste es de 23 por ciento, quedaría en 100.257 pesos.

Esos tres mil pesos de diferencia serán objeto de intensas negociaciones en los próximos tres días. Cada una de las partes presentará sus puntos de vista sobre la conveniencia o no de un mayor o menor reajuste.

Desde ya se descarta un incremento superior por la decisión del Ejecutivo y la junta directiva del Banco de la República de lograr una meta de inflación de 19 por ciento para 1994.

El Gobierno se mostró inicialmente partidario de un ajuste con base en la inflación esperada más dos o tres puntos de productividad. Sin embargo, no ha dicho la última palabra.

Por su parte, el Consejo Gremial Nacional presentará un documento de 15 páginas en el que hace énfasis en el concepto de productividad. Los gremios son partidarios de un aumento moderado.

Negociación difícil Sin embargo, con la ausencia de los pensionados y dos centrales obreras, el panorama de la negociación se puede complicar.

De no lograrse un acuerdo con la Confederación General de Trabajadores Democráticos de Colombia (CGTD), la única que asistirá al encuentro, es posible que nuevamente el aumento se fije por decreto.

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC) y la Confederación de Pensionados de Colombia (CPC) reiteraron que no asistirán, a pesar del llamado formulado por los ministros de Trabajo, Luis Fernando Ramírez, y de Hacienda, Rudolf Hommes, para que asistan.

Su posición se radicalizó luego de que conocieron la propuesta de la junta directiva del Emisor de realizar un reajuste por debajo del 19 por ciento. Así, las centrales obreras consideraron que no había ninguna posibilidad de conciliación.

Las negociaciones de este año tienen un ingrediente que las hace más complejas: la reforma de la seguridad social, aprobada por el Congreso y que pasó a sanción presidencial.

La iniciativa contempla un incremento de los aportes para pensiones de vejez, que pasarán de 8,0 por ciento a 11,5 por ciento y de salud del 7,0 a 12 por ciento, respectivamente.

Estas alzas repercutirán en mayores costos para los empresarios, si se tiene en cuenta que el 75 por ciento para pensión de vejez estará a cargo de los patronos.

Controlar precios El presidente de la CUT, Orlando Obregón, dijo que aunque no participará en las negociaciones sí presentará una posición al Gobierno sobre el reajuste salarial.

Consideró necesario tener un cuenta otros factores, como un compromiso del Gobierno de controlar los precios de la gasolina y de los servicios públicos.

Así mismo, dijo que el aumento salarial debe ser, como mínimo, del 25 por ciento para recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores, teniendo en cuenta que la canasta para obreros cuesta 203.750 pesos.

Si se supone que en cada familia trabajan dos personas, esto quiere decir que con los 162.000 pesos que ganan no alcanzan para cubrir sus necesidades básicas. Para la CUT, el salario debe quedar en 101.785 pesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.