UN SOFTWARE INCENDIARIO

UN SOFTWARE INCENDIARIO

En un incendio ocurrido en un bloque de apartamentos en Inglaterra, un bombero murió y otro sufrió quemaduras graves al cambiar repentinamente las características del incendio de tipo latente a fuertes llamaradas. La causa de ese comportamiento pudo ser la rotura de alguna ventana o la apertura de las puertas de incendios para las mangueras, puesto que ambos factores alteran la presión interna del edificio. Pero, cómo predecir esos factores para evitar ese tipo de tragedias durante los incendios? El Centro de Investigaciones de Incendios (FRS) del Reino Unido encontró la solución en un programa de computador llamado Jasmine (análisis del movimiento del humo en lugares cerrados).

20 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Aunque el centro se ocupa sobre todo de edificios, también investiga los incendios y las explosiones que se producen en las estructuras marinas, los sistemas de transporte y la industria en general.

Jasmine es un software capaz de predecir con exactitud el comportamiento del fuego y el humo en diversos tipos de edificios, vehículos de transporte y obras de ingeniería civil.

Este eficaz programa crea una simulación precisa del comportamiento del fuego y el humo, resolviendo las ecuaciones del campo de la dinámica de fluidos que permiten describir la transferencia de calor y de masa asociada a la dispersión de los productos de la combustión.

En la aplicación de la dinámica de fluidos por computador (DFC), el enfoque es bastante diferente del de los métodos tradicionales de la tecnología de los incendios. Gracias a la DFC es posible predecir la temperatura local, la densidad, la presión, la velocidad del gas y su composición química en el volumen del comportamiento, en tres dimensiones y a lo largo del tiempo. Partiendo de un número suficiente de datos sobre el combustible, con Jasmine se pueden obtener cálculos de la visibilidad.

El modelo de DFC permite calcular la transferencia de calor de convección y radiación a los sólidos limítrofes, además de las velocidades de flujo de masa y de calor a través de los huecos de ventilación, natural o forzada. Calcula también la temperatura de las paredes.

Para un modelo preciso son esenciales la configuración de la estructura, las propiedades térmicas de sus límites y las condiciones de ventilación y de calentamiento antes del incendio y durante este.

Otros proyectos A partir de Jasmine, que se utiliza para analizar una gran variedad de incendios simulados, se ha obtenido Tunfire, que predecirá, en la fase de diseño, el comportamiento probable del fuego en túneles de carretera y de ferrocarril.

Entre los últimos proyectos de investigación del FRS figura un modelo que simula el incendio que se produjo en 1987 en la estación de metro de King s Cross, en Londres, causado por las llamas que alcanzaron el piso de la escalera; pruebas pirométricas en dos autobuses de Londres; la respuesta de los aspersores de agua en viviendas protegidas; la provisión de salidas de emergencia en edificios altos para personas incapacitadas; y sistemas de pulverización de bajo volumen en aviones.

Se han realizado investigaciones para la compañía London Transport sobre la posibilidad de introducir un sistema fijo de extinción de incendios completamente automático utilizando una combinación de halones y polvo seco.

Detección y alerta No es raro que en un edificio se produzca un fallo simultáneo de varios de los elementos que constituyen la estrategia de protección contra incendios. Para evitarlo, el FRS ha perfeccionado un complejo sistema informatizado de detección y alerta que señala la localización exacta de un incendio. En lugar de emitir alarmas sonoras para advertir a los ocupantes, la red de autovigilancia evalúa la situación de manera mucho más eficaz y aconseja, de viva voz o con imágenes en una pantalla, la vía de salida más fácil y menos peligrosa para cada persona.

Este tipo de sistema puede ser muy valioso para los administradores de edificios que trabajan con presupuestos para seguridad cada vez más limitados.

El último programa informático del centro es el CRISP (siglas inglesas de compilación de índices de riesgo mediante procedimientos de simulación), que ofrece una visión general de los sistemas de protección contra el cuerpo y permite someterlos a prueba.

Con vistas a la preparación de los vuelos de exploración Columbus, que la Agencia Espacial Europea proyecta realizar para finales de siglo, el personal del FRS ha llevado a cabo una serie de experimentos de flotación libre a bordo de un Caravelle francés. La nave realizó 101 vuelos parabólicos con el fin de permitir a los científicos descubrir la manera de detectar y extinguir un incendio en el espacio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.