CRECE BRECHA EN SERVICIOS PÚBLICOS

CRECE BRECHA EN SERVICIOS PÚBLICOS

En Colombia, la prestación de los servicios públicos domiciliarios, especialmente de acueducto y alcantarillado, es cada vez más deficiente y el déficit de la cobertura ha venido en aumento. Así lo demuestra un estudio realizado por el Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep), según el cual existen ciertas disparidades y contradicciones en la gestión del Gobierno en el planeamiento, control y evaluación de la gestión de las empresas de servicios públicos.

20 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

El informe señala que las prioridades del gasto público han sido orientadas a potenciar la inversión económica antes que la inversión social.

El hecho de que el sector de energía eléctrica ha estado apalancado por la inversión privada. Por ello, se ha desarrollado con mayor rapidez que otros servicios públicos, mientras que las inversiones en acueductos y alcantarillados, a través de los años, ha sido muy inferior: estuvieron estancadas durante la segunda parte de la década pasada.

Las políticas de ajuste macroeconómico y el control de la inflación por vías de contracción del dinero circulante, apoyadas por estrategias como la reducción del déficit fiscal, comprimió notablemente el gasto en el sector de acueductos y alcantarillados.

Así mismo, la liquidación de empresas como el Instituto de Fomento Municipal (Insfopal) contribuyó a incrementar el rezago en las inversiones, especialmente en aquellas regiones económicamente más atrasadas.

Las coberturas de acueducto y alcantarillado presentaron un significativo retroceso. En 1985 el 68,5 por ciento de la población tenía acceso al sistema de acueducto y en 1990 la cifra había disminuído a 66,4 por ciento en acueductos.

Las cifras En las cabeceras municipales, la cobertura de los servicios de acueducto pasó del 88,6 por ciento en 1985 al 86,0 por ciento en 1990.

Durante este período, el número de personas sin acueducto se incrementó en 2.432.297, pasando de 8 769.475 a 11.201.172 colombianos sin este servicio.

El déficit en el país se amplió a una tasa promedio anual del 5,0 por ciento. En las cabeceras, este ritmo ascendió a 8,5 por ciento, muy por encima de las tasas de crecimiento poblacional y ello indica que la cantidad de familias sin servicios básicos será cada vez mayor.

En el servicio de alcantarillado, la situación es más crítica. El ritmo de crecimiento del déficit en las zonas urbanas es del 6,7 por ciento anual, superior al promedio nacional, que es del 4,5 por ciento.

Entre 1985 y 1990, el número de personas sin servicio de alcantarillado ascendió a 15.912.408.

El deterioro de la cobertura en este lapso se explica, según el Cinep, porque ni las transferencias del IVA ni los recursos financieros movilizados por la Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter) lograron encausar un flujo regular de fondos que permitiera superar la precariedad financiera prevaleciente en el sector.

Tampoco hubo posibilidades de acceso al financiamiento externo, vedado en el corto plazo a las localidades que estuvieran en condiciones económicas y políticas adversas a las exigencias que impone la banca internacional.

En términos absolutos, los mayores problemas se concentran en Antioquia, que en 1990 tenía 1.176.698 personas sin agua potable y 1.587.090 antioqueños sin servicio de alcantarillado.

Cundinamarca es el segundo departamento que presenta un mayor número de problemas: 379.590 habitantes carecen de acueducto, al tiempo que 1.022.728 no poseen alcantarillado.

Un grupo de departamentos presenta un déficit similar de agua potable; entre 500.000 y 600.000 de sus habitantes no cuentan con este servicio y representan el 49,3 por ciento del déficit nacional. Estos departamentos son Atlántico, Bolívar, Boyacá, Córdoba, Nariño, Santander, Tolima, Magdalena y Valle del Cauca.

Un tercer grupo de departamentos del que hacen parte Caldas, Cauca, Cesar, Chocó, Huila, Meta, Norte de Santander y Sucre involucra el 22,3 por ciento del total del déficit nacional.

En cuanto a ciudades capitales, los principales problemas de acueducto y alcantarillado se registran en Barranquilla, Cartagena, Bogotá, Cali e Ibagué, respectivamente.

Sector eléctrico El sector eléctrico ha realizado cuantiosas inversiones en infraestructura física que ha permitido la ampliación del servicio, alcanzando los mayores índices de cobertura en relación con los demás servicios públicos domiciliarios.

Entre 1938 y 1951, la cobertura prácticamente se duplica, al pasar del 14,6 por ciento al 26,2 por ciento.

El período comprendido entre 1951 y 1964 es el de menor avance relativo, aunque las coberturas se amplían en un 20 por ciento.

En los dos períodos subsiguientes, 1964-1973 y 1973-1985, las coberturas registran un incremento en cada período, del 50 por ciento. En 20 años se redujo el déficit del 65 por ciento al 21,5. En 1985, prácticamente todas las cabeceras municipales poseían energía eléctrica y se registraba un gran progreso en la electrificación rural.

Sin embargo, el Cinep advierte que el sector eléctrico afronta desde finales de los setenta una crisis, cuyas principales manifestaciones son los permanentes y crecientes faltantes financieros. Estos faltantes se asociaron al carácter invariable de los sobredimensionamientos: las empresas del sector no podían vender la energía que estaban en posibilidad de generar.

Durante 1987 y 1988, el exceso de disponibilidad de energía fue de 27,9 por ciento. Entre 1989 y 1990, este se redujo considerablemente al pasar del 21,4 por ciento al 14,5 por ciento.

El deterioro paulatino de la capacidad de generación de energía térmica y el retraso en la entrada de Guavio y Río Grande, reflejo de una desacertada intervención gubernamental, según el Cinep, anticiparon la apararición de la escasez de la electricidad que originó el apagón. Recuadro Mac

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.