Secciones
Síguenos en:
SALIR DE LA RECESIÓN: EL RETO JAPONÉS

SALIR DE LA RECESIÓN: EL RETO JAPONÉS

Definitivamente Japón es un país apasionante. Al visitarlo, impresionan la capacidad del pueblo japonés de adaptar culturas y técnicas sin romper su continuidad cultural; la educación y disciplina espiritual de sus gentes; la reverencia por la naturaleza; y la ética y devoción por el trabajo. En el corto período de la segunda mitad del siglo, el Japón ha alcanzado para los cerca de 125 millones de habitantes, estándares de vida que superan a los de muchos países industrializados, y se ha ubicado como el líder indiscutible del nuevo desarrollo asiático. Hoy, sin embargo, la economía intenta salir de un prolongado período de estancamiento y la sociedad atraviesa por las tensiones inherentes a la transición hacia una sociedad post-industrial (gráfico 1).

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
29 de abril 1996 , 12:00 a. m.

Contexto político Al finalizar 1995 Japón pudo dejar atrás los sucesos que conmovieron a la Nación como el terremoto en Kobe, las explosiones de gas tóxico en el metro de Tokio, el cuarto año de depresión económica y los problemas bancarios generalizados. Con el nuevo año, el país ha recibido un nuevo Primer Ministro, Ryutaro Hashimoto, elegido por el parlamento en enero. Llega al poder con el respaldo de una votación de 54 por ciento a favor, mientras que su predecesor, Tomiichi Murayama, solo contaba con el 30 por ciento del respaldo cuando fue elegido líder de la nación a mediados de 1994. Murayama es miembro del Partido Social Demócrata Japonés, mientras que Hashimoto pertenece a la tendencia del Partido Demócrata Liberal.

Según la Constitución del Japón de 1947 el Poder Legislativo lo conforma una dieta bicameral de elección popular, que designa al Primer Ministro entre sus miembros. A su vez, el Poder Ejecutivo está liderado por un gabinete designado por el Primer Ministro; y el Poder Judicial comprende cortes distritales y altas cortes, incluida la Suprema de Justicia.

De acuerdo con analistas políticos, el señor Hashimoto tendrá que enfrentar grandes retos y críticas este año, especialmente provenientes de su principal rival, Ichiro Ozawa, líder del Partido Nueva Frontera.

Frente a nuevas elecciones generales fijadas para el próximo año, el señor Ozawa ya ha empezado a presionar al Primer Ministro para que no siga apoyando operaciones de salvamento dirigidas a recuperar las complicadas juzen (corporaciones hipotecarias) con fondos públicos por varios millones de dólares.

En general, los sectores financiero, de propiedad raíz y de construcción, afrontan un año complicado por la carga de deudas incobrables acumuladas durante los últimos años florecientes de la década pasada, denominados los años de la economía burbuja . El gobierno ha reforzado la supervisión y aumentado los fondos de garantías de depósitos.

Complicaciones económicas Pero más allá de resolver el problema de los préstamos incobrables, Japón enfrenta el reto más importante de colocar nuevamente sobre rieles la crítica economía del país. Hashimoto y Ozawa están en desacuerdo sobre los posibles remedios que deben aplicarse, lo que ha generado uno de los más interesantes debates sobre la naturaleza de las restricciones económicas que no han permitido superar cuatro años de recesión.

La salida de la crisis será lenta a medida que se afrontan los problemas más estructurales. La Comisión Económica Japonesa considera que el crecimiento económico sería del orden del 1,5 por ciento en los próximos años, a menos que se instrumente una agresiva política de desregulación y eliminación de restricciones que permita duplicar esa tasa. Existe controversia sobre el nivel exacto del crecimiento positivo esperado para 1996. El producto nacional bruto puede aumentar 1,4 por ciento este aón y el Desarrollo Económicos afirma que el producto aumentaría 2 por ciento este año y 2,7 por ciento en 1997.

Independientemente de la cifra exacta, a corto plazo el crecimiento deberá apoyarse, en gran parte, en el gasto público. En septiembre de 1995, el gobierno lanzó el paquete de estímulos que agregó cerca de 14 trillones de yenes (130.000 millones de dólares) a los proyectos de obras públicas. El presupuesto propuesto para este año supera los 75 trillones, de los cuales 9,3 se dirigirán a obras públicas, 4,1 por ciento de aumento con relación al presupuesto del año anterior, y 685.000 millones de yenes para la liquidación de entidades de préstamos para vivienda.

Dificultades estructurales Muchos de los problemas enfrentados por la economía -el yen anormalmente fuerte, crecimiento estancado, un superávit importante en la cuenta corriente de la balanza de pagos, disparidad entre los precios domésticos y externos, estancamiento en las industrias debido a los altos costos-, son causados por las grandes diferencias de productividad entre las industrias domésticas. Los economistas coinciden en señalar que la principal causa de esta brecha de productividad es la legislación y reglamentaciones proteccionistas, que entorpecen las mejoras de eficiencia en los sectores de baja productividad.

Así, la reestructuración necesaria en estos casos no abarca solamente una reorganización de los negocios. La mano de obra y la gerencia deben cooperar con más empeño que nunca, pero adicionalmente se requiere una reestructuración general de la economía basada en la facilitación o eliminación de leyes y reglamentos proteccionistas.

Es urgente estimular la competencia dentro de la industria doméstica, mejorar la utilización eficiente de las tierras de cultivo y ayudar a romper la estructura de altos costos de la economía. La crisis ha llevado a las autoridades japonesas a reconocer la necesidad de abrirse más a la competencia externa, llevar a cabo la liberalización de la economía doméstica en áreas como los servicios, y construir una nueva base industrial que permita una estructura de empleos estable para las generaciones futuras.

(Siguen los problemas industriales y de relocalización mundial).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.